“Ya no había drenaje en la calle Madero y ponía en peligro a quienes transitaban en ella”: Tavo Pérez

Las aguas negras se filtraban en la tierra provocando hoyos y socavones.
También había filtraciones a los registros de red eléctrica subterránea.
Prácticamente era una bomba de tiempo.

San Andrés Tuxtla, 02 de Mayo 2020.- “Seguimos respetando las medidas preventivas ante el coronavirus, y cuidando de la salud de todos los sanandrescanos, en los próximos días anunciaremos más medidas para aumentar los apoyos a los sectores vulnerados, sin embargo, hay algo que no podemos dejar de lado, y es la obra de introducción de drenaje en la calle Madero, dentro del primer cuadro de la ciudad, algo sumamente necesario pues con la pandemia aun encima, no podemos tomar riesgos sanitarios como la filtración masiva de un drenaje que por su antigüedad, colapsó por completo”, señaló el Presidente Municipal de San Andrés Tuxtla, Octavio Pérez Garay.

La cuadrilla de obras públicas encargada de la obra, reportó que los malos olores fueron el primer indicador, pues la red se colapsó y la tubería quedo completamente pulverizada por el tiempo que lleva desde que fue construida esa red de drenaje sanitario. Además explicaron que al romper el pavimento se encontraron socavones debajo del concreto, por lo que era cuestión de tiempo que empezara a fracturarse el pavimento.

“El olor fétido se percibía mucho con el calor, bastó revisar los registros subterráneos de CFE, para darse cuenta que la filtración ya era mucha, prácticamente estaban inundados porque el drenaje estaba expuesto, sin tubería funcional”, comentó Tavo Pérez.

El alcalde aseguró que esta obra es prioritaria e impostergable, más que nada por salud pública y para evitar tener un riesgo sanitario más que enfrentar, cuando aún no termina el periodo de cuarentena extendido por la pandemia.