¡Viva la vida! Mariela A. Valencia

‘‘Un corazón sano’’

Queridos lectores, esta semana deseo compartir con ustedes una información que todos debemos tener en cuenta para poder contar con una excelente salud.

Como sabrán todos, el corazón es el principal afectado con nuestros malos hábitos de vida y cada vez preocupa más el número de víctimas de las enfermedades cardiovasculares que crece día a día. Por eso, me di a la tarea de investigar sobre el tema, y descubrí que un grupo de expertos ha listado 7 puntos esenciales para tener un corazón sano.

Éstos, son acciones que debemos intentar cumplir para mantener  las arterias sanas, y así tener una vida mejor, pues estaremos cuidando nuestro corazón.

Para tener una salud cardiovascular ideal podemos seguir los siguientes 7 consejos:

-Nunca haber fumado o haber abandonado el cigarrillo hace más de un año.

-Hacer al menos 150 minutos de ejercicio moderado a la semana  o 75 minutos de actividad vigorosa.

-Llevar una dieta variada que incluya 4-5 porciones de fruta y verdura diarias, 2 porciones de pescado a la semana, no beber más de 4,5 tazas de refresco u otras bebidas azucaradas durante la semana, consumir menos de 1,5 gramos de sal al día.

-Tener un colesterol total inferior a 200 mg en sangre.

-Tener una presión arterial menor a 120/80.

-Tener una glucosa en ayunas inferior a 100 mg /dl.

Todo esto por supuesto, aunado a continuas visitas a nuestro médico de confianza, a fin de que él nos revise de manera minuciosa y se cerciore de que todo esté en orden.

Sé que para muchas personas resulta bastante difícil y hasta fastidioso llevar a la práctica dichos consejos. Sin embargo, considero que tenemos que hacer un esfuerzo y dedicar un poco de atención a nuestra salud.

Recuerden, amigos, que muchas de las enfermedades cardiovasculares pueden ser tratadas y posiblemente erradicadas si se detectan a tiempo, y esto sólo se logra si destinamos la atención y espacio necesario a lo más importante que tenemos en la vida: nuestro cuerpo.

Reflexionemos, tomemos conciencia e intentemos realizar por  lo menos dos de las siete recomendaciones mencionadas anteriormente.

Tengamos presente que somos nosotros los únicos que podemos propiciar nuestro bienestar. Por lo cual tenemos la responsabilidad de hacer todo lo posible por contar con los hábitos adecuados que nos permitan  vivir con una buena salud, y por consiguiente, lograr que… ¡Viva la vida!