¡Sí lo hará!… AMLO enviará documento al Senado para enjuiciar a expresidentes

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que este martes entregará las firmas y un escrito a la Cámara de Senadores para solicitar que se realice una consulta ciudadana para enjuiciar los expresidentes del país, desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto.

Durante su conferencia matutina en Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo detalló que el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra, será el encargado de entregar el escrito al Senado de la República este martes a las 11 de la mañana.

En compañía del titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, y de Scherer Ibarra, el mandatario federal firmó el escrito, “para tener más seguridad sobre la solicitud de la realización de una consulta a todos los ciudadanos”.

Tras agradecer a los ciudadanos que recabaron las firmas para solicitar la consulta, López Obrador señaló que ya se están preparando las firmas para ser entregadas a la Cámara Alta, y aseguró que hasta el momento se tienen contabilizadas 2 millones de firmas.

En el escrito conformado por 15 puntos, el presidente López Obrador, recordó que no es la primera vez que solicita una consulta popular, además señaló que respetará la decisión de los mexicanos, sobre enjuiciar a los expresidentes.

“Presento formalmente a ustedes la siguiente petición de consulta popular para la jornada electoral que habrá de celebrarse el domingo 6 de junio, de 2021 o en la fecha que establece el recién reformado artículo 35 de la Constitución a fin de preguntar al pueblo de México sobre el asunto de trascendencia nacional.

Entre el 1 de diciembre de 1988 y el 30 de noviembre de 2018, México vivió un periodo caracterizado por la concentración desmesurada de la riqueza, quebrantos monumentales al erario, privatización de los bienes públicos, corrupción generalizada, procesos electorales viciados y prácticas gubernamentales que desembocaron en un crecimiento descontrolado de la violencia, la violación masiva de derechos humanos, el quebranto del Estado de Derecho en extensas zonas del territorio nacional, esa etapa trágica de la vida del país se denomina periodo neoliberal o periodo neoporfirista”, denunció López Obrador.

Ante esa enumeración de hechos, el mandatario propuso la fecha del 6 de junio de 2021, cuando se elegirán 21 mil cargos de elección popular entre gobernaturas estatales, ayuntamientos y diputados, para plantear la siguiente pregunta:

“¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investigue y en su caso sancione la presunta comisión de delitos por parte de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto antes, durante y después de sus respectivas gestiones?”.

¿Por qué deben ser enjuiciados los presidentes?

El político tabasqueño acusó que Carlos Salinas de Gortari fue impuesto como presidente de México por un fraude electoral, y señaló que durante su sexenio se enriquecieron al menos 24 familias, beneficiadas con empresas, minas y bancos que fueron privatizados.

En tanto Ernesto Zedillo continúo con las políticas privatizadoras y “las llevó hasta las últimas consecuencias”, además adjudicó a los mexicanos deudas privadas de 552 mil millones de pesos en el marco del llamado “rescate bancario”, que no terminará de saldarse hasta el 2070.

López Obrador acusó a Vicente Fox Quezada de intervenir ilegalmente en las elecciones de 2006, incluso señaló que el expresidente lo admitió con el argumento de que era importante evitar que él llegara a la Presidencia, “de esa forma traicionó el mandato democrático al que se debía y los principios mismos de la democracia”.

Señaló a Felipe Calderón de embarcar al país desde el inicio de su sexenio con una estrategia militar supuestamente orientada a combatir el narcotráfico que exacerbó la violencia y multiplicó las zonas del territorio nacional bajo control de las organizaciones delictivas.

A Enrique Peña Nieto, el jefe del Ejecutivo lo acusó de corrupción, desde su campaña rumbo a la presidencia, hasta en la aprobación de la Reforma energética, además señaló que provocó un quebranto superior a los 200 millones de dólares por la compra de la planta Agro Nitrogenados.

Pese a hacer una detallada exposición de los posibles delitos a cargo de cada expresidente, el mandatario insistió en que votará que no en caso de celebrarse la consulta.

“Se pueden castigar los errores del pasado pero lo fundamental es evitar los delitos del porvenir. He dicho y reitero que yo votaría por no someter a los expresidentes a proceso. Sin embargo, de realizarse la consulta, respetaré el fallo popular, sea cuál sea”, manifestó.

Preguntado entonces sobre si es un juego político, López Obrador arguyó que “no es una ocurrencia” y que es algo que viene “planteando desde hace mucho tiempo”, incluso desde su discurso de investidura en diciembre de 2018.

“Iniciar el proceso como lo sostengo va ayudar a que se aclarare si se puede o no legalmente juzgar a los expresidentes. Hay mucha incertidumbre sobre este tema. Y va ayudar a que las autoridades competentes resuelvan”, sostuvo.

Versiones

You May Also Like