Ramos, el coco de Cuitláhuac

* Pruebas COVID

Por Iván Calderón.- Es una verdadera “mentada de madre” a las y los veracruzanos que hasta el cierre de esta columna, el Gobierno de Veracruz solo se haya limitado en contestar que se “garantizan las pruebas de COVID-19 en la entidad”, pero no desmienten el oficio que circuló muy fuerte en redes sociales, donde se daba por suspendidos estos estudios en las jurisdicciones sanitarias, centros de salud y clientes particulares.

El periódico “NOTIVER” el cual fue reprochado por otro medio impreso de tener “filtraciones”, cuando son meramente investigaciones de profesionales de la comunicación, dio a conocer que no existe reporte de compras de reactivos para detectar el Coronavirus, que su última adquisición fue de comida, y párenle de contar.

De hecho, antes de que se “enfermara” del “coronabicho” el Ave Fénix región 4, más conocido como “Bola Ocho” Eric Cisneros Burgos, también se reportó la compra por parte de la Secretaría de Salud a cargo del inútil de Roberto Ramos Alor de medicamentos por “dedazo” a una farmacéutica vetada por el propio Andrés Manuel López Obrador por más de $8 millones de pesos.

Y también se hicieron como los “tíos Lolos”.

Es decir, o estos irracionales miembros de la 4T, o no compran nada, o si lo hacen, es a empresas señaladas por corrupción, ya que el mismo Presidente de la República en marzo del año pasado pidió a la Secretaría de Hacienda prohibir que tres compañías participaran en las licitaciones de la Federación.

En la anterior lista estuvo incluida Farmacéuticos Maypo, S.A. de C.V. empresa que casualmente si fue proveedora en la administración de García Jiménez.

¿Así o más deshonestos?

Cabe destacar que en relación con la falta de pruebas COVID, este hecho estará levantando bastante sospechosismo, pues en municipios de alto contagio por mera casualidad, aunque a diario se reportan nuevos enfermos y fallecimientos, los números no ido creciendo de manera exponencial, como sucedía semanas atrás.

E incluso, entre aplaudidores empiezan a manejar que está funcionando la estrategia de movilidad que implementó el Gobierno del Estado.

Sería bastante ruin, que en Veracruz la curva finalmente se aplane, gracias a la falta de reactivos.

Pero bueno lo anterior es mera especulación, lo cierto es que el Secretario de Salud Roberto Ramos Alor por su incompetencia, inacción y desconocimiento total de las políticas públicas ha resultado el “coco” Cuitláhuac García, ¿Qué le sabe o que compromisos tiene el Gobernador con Ramos Alor? quién sabe.

No obstante, como decían en el pasado, si no puede, que renuncie.

Su gestión es inadmisible.

Y en eso creo, que coincidimos todos.

@IvanKalderon

[email protected]  

You May Also Like