Política en los Tuxtlas / Ricardo Bravo Martínez

***Rafael Lindo, opaca a los líderes charros

***Rafael Fararoni, quiere llorar…

 

Nuevos tiempos, nuevos líderes y son muy pocos los que hay que presumir en la actualidad, la mayoría de ellos son unos farsantes que encuentran el “modo” y aprenden a  bajar recursos por medio de proyectos que se canalizan en diferentes dependencia de gobierno del estado y federal y se los quedan, logrando con ello amasar grandes fortunas a costa del pobre campesino que es utilizado con su nombre y con copias de sus escrituras. De ellos hay muchos líderes “charros” en Veracruz y todo México, usted amable lector debe de conocer a varios.

 

Pero bueno hoy en día un buen líder que da mucho de qué hablar en el buen sentido, por ser un buen gestor y por caminar de la mano con sus aliados, los campesinos a quienes ha logrado ayudar con diferentes tipos de proyectos y que se “quita la camisa por un buen amigo”, es sin lugar a dudas el de Ángel R. Cabada, de nuestra zona de los Tuxtlas, Rafael Lindo Chaga, quien éste miércoles en conocido salón de un hotel de la capital del estado (Xalapa) presidió el Consejo Político Estatal de FOSEC (Frente de Organizaciones Económicas y del campo).

 

Allí Lindo Chaga fue claro al decir que no era un evento político, que por ello no había ni funcionarios de gobiernos, ni candidatos a ningún puesto de representación popular, que la convocatoria y asistencia era de líderes de sectores y organizaciones campesinas de las diferentes regiones del estado de Veracruz; con la presencia de los jóvenes que son el futuro del campo veracruzano. El tema específico es el desarrollo productivo, agropecuario y pesquero en la entidad, buscando la forma de salir de la situación precaria que se encuentra el hombre del campo, gracias al abandono de los últimos gobiernos.

Son tiempos de nuevos líderes, ya los “mañosos” deben dejar el especio a la gente nueva, con nuevos bríos, que puedan rescatar la tierra que está en desgracia precisamente por tanto sinvergüenza que se ha aprovechado de la ingenuidad e ignorancia y buena fé del hombre del campo, que se han convertido en casiques millonarios de la noche a la mañana.

 

Rafael Lindo Chaga, hoy por hoy, brilla con luz propia, se ve que quiere a su gente y se deja querer. Es su tiempo, es su momento, no lo pierda de vista.

 

Y en su reciente visita a los Tuxtlas el precandidato del PAN-PRD MC, Miguel Ángel Yunes Márquez, dijo tajantemente que él no va a recomendar a quien será su compañero de fórmula en los tuxtlas como candidato a Diputado Federal. Al preguntarle si le conviene ir con un “perdedor” como Rafael Fararoni Mortera, que no pudo ganar la elección municipal, prácticamente dio a entender que con perdedores no juega. Lo que hizo que a Rafael Fararoni Mortera se le pusieran los ojos rojos y brillosos, como si quisiera llorar. Cosas de la política.