Política en Los Tuxtlas

Ricardo Bravo

Fararoni “El chapulín multicolor”.

*En San Andrés no lo quieren por sus tropelías.

*Entregó el poder a sus “allegados”, ahora quiere ser Diputado Federal.

No es un secreto a voces que el ex Alcalde de San Andrés Tuxtla, empresario Cervecero y ahora radiofónico Rafael Fararoni tiene serias aspiraciones políticas, sabemos que son serias lo que no quiere decir que tengas posibilidades o las mismas sean reales.

Fallo Fararoni es un sujeto que se mueve dentro de la socialite regional y del Estado como empresario de éxito, eso no lo duda nadie, pero como político deja mucho que desear, pues aunque usted no lo sepa ha participado en varias contiendas políticas y solamente ha ganado una.

Primero quiso ser tomado en cuenta por el PAN o el PRI en la búsqueda de la Diputación Local por Los Tuxtlas, no lo logró y por ende se tuvo que conformar con la candidatura de “convergencia”, ahora Movimiento Ciudadano, para morder el polvo contra Manuel Rosendo Pelayo entonces abanderado del PRI.

Después Fararoni se le metió hasta por los ojos al ahora convicto Javier Duarte y con su venia alcanzó la candidatura del PRI a la Presidencia Municipal, en donde tiene hasta ahora su única victoria política, pues gracias a eso pudo ser Alcalde de su pueblo.

Posteriormente “jugó” para la Presidencia Municipal nuevamente ahora abanderado por la alianza PAN-PRD arropado por el partido del sol azteca, mordiendo nuevamente el polvo contra el independiente Octavio Pérez Garay.

Ahora se le metió “el gusanito” nuevamente de la Diputación Federal enviando una carta a Rocío Nahle Coordinadora de la bancada de MORENA solicitándole “la candidatura” de ese partido a la Diputación Federal, pero como no lo pelaron se le vio nuevamente días después en un evento de Miguel Ángel Yunes Márquez, tratando de congraciarse con los panistas para que le dieran la candidatura, tampoco lo fumaron y por ende no le quedó de otra que regalarse con el clan Copete-Herviz, quienes lo arroparon en su última pretensión política y anunciar que buscaría la candidatura por el PRD.

Como vemos Rafael no solo es pretencioso y perdedor, sino que además es un chapulin que ha saltado de partido en partido, sin ideología definida ni rumbo fijo, no importándole tener que poner su carota con cuanto actor político se le atraviesa, el casi es que le den una candidatura, no por cualquier partido, sino que busca espacios que al menos le garanticen posibilidades, por eso quería ir por MORENA, para aprovechar el efecto Peje, si tonto no es.

El caso es que en San Andrés a Fararoni no lo quieren y no lo quieren porque fue un muy mal administrador, por eso perdió en las últimas elecciones, porque la gente bien recuerda que cuando fue Alcalde le entregó el poder a su camarilla, tal es el caso de Fernando Carrera Elías, quien lo defiende a capa y espada en todos lados, pues como no si lo hizo regidor, o el caso de Juan Carlos Ochoa, quien fuera Director del DIF pero más bien parecía la señora presidenta o el

Alcalde chiquito, “lo que diga Juan Carlos”, se escuchaba en los pasillos, el hombre tenía total autoridad en esa administración.

Gris y deslucida actuación al frente del municipio por parte de Fararoni, con obras y gastos inconclusos que están a la vista de todos, aunque sus esbirros, besa patas y hule pedos lo nieguen, para muestra un botón, anunció con bombo y platillo mediante boletines oficiales emitidos por su oficina de prensa, la construcción de tres puentes peatonales sobre el boulevard 5 de febrero en San Andrés Tuxtla, a la altura de la ESBIO, el Centro de Salud y la colonia Encantada, sin embargo solo le alcanzó para poner dos de las tres bases para puentes en dichos lugares, mismos que han agarrado de miadero, cagadero y hasta casa algunas personas, ya que por lo apresurado, hacer las cosas corriendo y querer pararse el cuello diciendo “yo deje esos puentes” no se hicieron los estudios de viabilidad necesarios para la instalación de los mismo y ahí está ese montón de chatarra echándose a perder, gasto innecesario que salió de nuestros impuestos.

no puedes tocar el tema porque al momento sus incondicionales empieza a defenderlo, que si eran obras federales que la SCT no terminó, que sí las armazones ya estaban hechas “nomas era cosa de ponerlas”, que si Rosendo no dio seguimiento a esta obra, puras tonterías para sacársela, esas obras fueron de Rafael Fararoni y se acabó, las bases son endebles, los tiros muy largos y estaban sobre tuberías y cerca de cables de alta tensión, proyecto inviable que aun a sabiendas Fararoni se arriesgó a poner, ahí están las consecuencias las bases estorbando y el resto de los puentes llevan casi cinco años allá tirados a un costado de su empresa cervecera, pudriéndose en medio de la maleza.

Por eso es que a “fallito” no lo quieren, porque no administró él sino sus amiguitos y porque hizo puras tonteras a la hora de administrar; ahora quiere reivindicarse con la gente volviéndose empresario Radiofónico, piensa que con eso la gente lo va a querer porque podrá dar un nuevo giro a su imagen, pero los que lo conocen, los que lo conocemos sabemos que sigue siendo el mismo elitista pedante de siempre, por mucho baño de pueblo que se dé.