Hombre construye isla flotante en Cancún con 150 mil botellas de plástico

Richart Sowa construyó una isla con material reciclado cerca de Isla Mujeres, a la que llamó Isla Joysxee; ahora es un atractivo turístico.

Para reducir el impacto de la contaminación y el cambio climático, el inglés Richart Sowa decidió construir una isla flotante, de 25 metros de ancho por 30 metros de largo, sobre más de 150 mil botellas de plástico.

La isla se encuentra a 14 kilómetros de la costa de Cancún y se trata de  un proyecto que comenzó a construirlo en julio de 2007, el 70 por ciento de los materiales utilizados son reciclados.

La isla tiene un jardín con árboles y plantas, con lo que hace su aportación de aire limpio a la zona, además genera electricidad gracias a un mecanismo de olas y filtra el agua con los manglares que Sowa agregó.

El inglés indicó en la página web del proyecto que la isla puede elevarse conforme aumente el nivel del agua, por lo que podría ser útil para zonas que tengan serios problemas de inundaciones. Asimismo, gracias a los manglares, una isla de este tipo podría limpiar ríos como el Ganges.

Richart espera lograr que la isla se desplace, con ayuda de velas y un motor de olas, fuera de la laguna donde se encuentra y pueda llegar a la bahía de la Isla Mujeres, lo que sería el primer paso para emprender un viaje al océano.

La Isla Joysxee neutraliza los gases de efecto invernadero gracias al oxígeno de las plantas y los árboles que en ella viven. Por otro lado, también se reducen las emisiones de carbono mediante el uso de aparatos de energía solar, eólica y de olas.

De acuerdo con Sowa, la isla se ha vuelto más fuerte con el tiempo, gracias a que las raíces de las plantas, árboles y manglares han crecido y se han entrelazado a lo largo de la base. Es posible realizar una visita guiada a través de la isla Joysxee, solo es necesario realizar una donación de cinco dólares como mínimo.

La donación incluye el traslado en un ferry también construido con botellas y un recorrido completo por la isla. Richart también ofrece la opción de un voluntario, para quedarse en la habitación de invitados gratis o, por una donación de 20 dólares, es posible quedarse una noche en una habitación de la isla y el desayuno está incluido.

Fuente: Milenio