¿’El Mencho’ detrás del asesinato de Aristóteles Sandoval?… lo habría amenazado de muerte en 2018

La violenta organización liderada por Nemesio Oseguera Cervantes alias el “Mencho” había amenazado de muerte a Sandoval en 2018

Aristóteles Sandoval, exgobernador del estado de Jalisco, fue asesinado en un ataque directo en el municipio turístico de Puerto Vallarta, una zona controlada por narcotraficantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), cuyo líder máximo, es Nemesio Oseguera Cervantes, alias el Mencho.

La violenta organización liderada por Nemesio Oseguera Cervantes alias el “Mencho” había amenazado de muerte a Sandoval en 2018, así lo hizo saber el propio ex mandatario.

«A lo largo de estos casi 6 años, el gobierno a mi cargo ha hecho frente a esta organización delictiva, la más peligrosa del país, como ningún otro gobierno similar lo ha hecho. El estado ha asumido pérdida de vidas humanas, atentados contra la imagen de la entidad, amenazas contra la paz y la tranquilidad y a todo esto nos hemos sobrepuesto con tenacidad y el orgullo que caracteriza a los jaliscienses», sostuvo. 

Durante la administración de Sandoval, se registró otra ejecución de un funcionario y fue atribuida al CJNG. Jesús Gallegos, entonces secretario de Turismo, fue asesinado en marzo de 2013.

Sandoval aseguró en aquel entonces que su administración había combatido desde el inicio “al grupo delictivo que opera en ésta y más de 20 entidades del país”, en clara referencia al CJNG.

Cártel Jalisco Nueva Generación se ha convertido en una de las organizaciones dedicadas al tráfico de drogas más prolíficas y violentas del mundo. De un reducido grupo de desertores del ahora extinto Cártel del Milenio evolucionó hasta conformar una vasta red criminal cuyos nexos se extienden a toda América, así como a Europa y Asia.

La clave de su rápida incursión ha sido la presencia estratégica de operadores en la frontera suroeste de los Estados Unidos, colindante con Tijuana, y en la frontera noroeste, colindante con Vancouver, Canadá. Aunado a ello, tiene control en zonas de los océanos Atlántico y Pacífico.

Mediante el uso de la violencia y las alianzas con grupos criminales locales, han desplazado a los cárteles históricamente dominantes –como el de Sinaloa y de los Beltrán Leyva- en puntos claves para el tráfico de droga en la costa del Océano Pacífico.

Vanguardia