Dirigentes eternos

¿Qué sería de Veracruz si no hubiera a cada rato elecciones? Y con eso de que parece que cada veracruzano que nace trae su postulación como candidato a lo que sea bajo el brazo… Desde que nacemos, ya nos están candidateando: va a ser doctor, ingeniero, licenciado (que para nuestra raza de bronce implica ser abogado); ya sea porque el padre ejerce alguna de estas carreras o porque una acción nuestra nos predestina el oficio… como a mí, que un día, siendo bebito, agarré un martillo y unos clavos ¡y salí bueno para clavar!

Ya, en serio… les decía que en Veracruz parece que nunca terminan las elecciones… por ejemplo, en breve, estará la renovación de la Rectoría de la Universidad Veracruzana… o ya saben que el amigo de Altotonga, miembro de Banda Rams, Carlos Darío Arcos Omaña se postula para ser secretario general de la Sección 108 del Sindicato de Músicos que abarca a Xalapa y municipios circunvecinos.
Esto, por poner un ejemplo… En cuanto a partidos políticos, hay algunos en puerta que igual, han de ponerse en manos de sus militantes ya sea para renovar la confianza depositada o bien, para dar por finalizado el contrato.
El primero de ellos, es el PAN, con Joaquín Guzmán Avilés al frente, a quien muchos ya zopilotean de a feo poniendo como pretexto la derrota que se mide en curules locales y los votos obtenidos de los que acá, ya hemos dado cuenta. La pregunta es: ¿Buscará la reelección o pretenderá impulsar un alfil?
El segundo partido es Morena, quien tiene a un encargado al frente con Esteban Ramírez Zepeta, quien en el proceso de evaluación se pudiera decir “¡Prueba superada!” con los triunfos obtenidos en alcaldías y por supuesto, curules locales, lo que le da pase automático para que le den la designación formal de la dirigencia.
Otro partido que tiene en Sergio Gil Rullán a un encargado (que también entregó buenas cuentas) es Movimiento Ciudadano cuya bancada será factor determinante en el Congreso local. Es posible que al igual que con Esteban Ramírez, MC siga dándole un voto de confianza para que se mantenga al frente en el periodo que le compete como dirigente formal, hecho y derecho.
Por ahí en una de ésas, el Partido Verde Ecologista opte por la renovación, pero si atendemos la misma tesis de que al dirigente ganador se le concede la gracia de repetir, podemos tener Marcelo Ruiz Sánchez para otro ratote más… habrá que ver, se insiste, en el papel que les toque desempeñar a Beto Silva y Román Bastida Huesca.
El asunto en algunas dirigencias es que su mandato tendría que concluir en el 2023, como la de Movimiento Ciudadano, la del PRI, creo que la del PRD, ¿pero qué creen? tendrían encima el siguiente proceso electoral para la sucesión de gobiernos, tanto estatal, federal, así como Senado, Cámara Baja y Congresos locales del 2024.
La lógica parece simple: dejarles un año de gracia para que, encarrerados, concluyan el armado de los candidatos, estrategias, amarres propios del 2024… pero les decía al principio: ¿Qué sería de Veracruz si no hubiera a cada rato elecciones? ¿Y qué creen? En el 2025, renovamos presidentes municipales… ¿hablamos entonces de la prolongación de las dirigencias partidistas un año más? Insisto: ¿Qué sería de Veracruz si no hubiera a cada rato elecciones?

Le toma la palabra a AMLO
Cuando el director del Centro SCT Veracruz, Ramón Álvarez Fontán, afirma que el bacheo y mantenimiento de conservación no es suficiente para dejar en buenas condiciones el tramo que va de la carretera Vega de Alatorre-El Diamante-Nautla y San Rafael, asume el compromiso del Presidente Andrés Manuel López de que las vías de comunicación en Veracruz tienen carácter prioritario, con la finalidad de promover el desarrollo económico de la entidad, así que vayamos imaginando cómo va a dejar ese entronque de la autopista Totomoxtle.
Las carreteras, sean federales o estatales, son un tema que de por sí ponen los pelos de punta al usuario cuando se encuentra con un bache o cientos de ellos. Hace dos años aproximadamente, fui a Martínez de la Torre. Las condiciones en que se encontraba la carretera en ese 2019, eran increíbles. El conductor, un gran amigo, parecía que conocía con exactitud dónde estaba cada bache. Y si bien, por allí nos encontramos una brigada haciendo trabajos de reparación, a veces es insuficiente, como bien lo dijo Álvarez Fontán. La labor en las venas de la entidad requieren algo más que bacheo y mantenimiento. Empezar por aceptarlo es un paso… esperamos ver pronto el siguiente paso de la SCT y del Gobierno federal en este asunto atrás de un volante.