Cruz Roja de Ciudad Isla, nuevo episodio de abuso de Fernando Molina

El Alcalde pretende despojar a la delegación de Isla de su terreno y una parte del edificio con el pretexto de una construcción para otro fin.

Un nuevo atropello se vive en el municipio de Ciudad Isla hacia las instituciones por parte del Alcalde panista Fernando Molina Landa, quien con el estandarte de supuesto “progreso” para la ciudadanía y la supuesta creación de obras de alto impacto pasa por encima de la ley y afecta organizaciones previamente establecidas en el municipio piñero y que además realmente brindan un servicio necesario para la población.

Resulta que este miércoles seis de mayo el Alcalde envió empleados del ayuntamiento a derribar parte de la barda perimetral de la Cruz Roja Mexicana Delegación Isla, debido a que ha asegurado en dicho lugar se construirá un centro de rehabilitación cuando en realidad dicho terreno fue donado por administraciones municipales pasadas y ratificadas por las mismas, en pocas palabras el Alcalde está tomando un predio que no le pertenece.

“Dicho espacio fue cedido en el año de 1985 por el entonces Alcalde Taurino Reyes Lagos, ratificado en el año 2007 por quien era presidente municipal en ese momento Juan Cruz Elvira, con una superficie total de 1228.19 metros cuadrados incluyendo una construcción de más de 370 metros cuadrados, siendo en el año 2013 donado nuevamente este predio por la entonces Alcaldesa Blanca López Domínguez”, manifestaron las autoridades responsables de la Cruz Roja de Isla.

Los interesados aseguraron tener en su poder copias de las actas de cabildo que prueban como fuera designado dicho predio para esta Delegación, sin embargo debido a la también apatía de las autoridades no se les han entregado las escrituras del terreno y la construcción, mismas que han solicitado por escrito.

De la misma manera los titulares de la Delegación aseguraron que en todo momento han colaborado con la administración de Fernando Molina pues desde un principio permitieron la ubicación en dicho sitio de una guardería, solicitada por el Ayuntamiento, así como una unidad de rehabilitación, situación que no habría pasado a mayores hasta que el munícipe envió personal para derribar no solo la barda perimetral del terreno, también parte de la construcción que ocupa dicha delegación.

“Hace unos días llegó personal del Ayuntamiento por órdenes del Alcalde Fernando Molina para derribar la barda perimetral y parte de la construcción por lo que llamamos de emergencia al 911 presentándose personal de seguridad pública estatal así como fuerza civil, sin embargo solo lograron quitar una protección de la construcción y dejaron materiales”, agregaron los quejosos.

Esta situación se recrudeció este miércoles cuando ya personal enviado nuevamente por el Alcalde procedieron a derribar la barda perimetral y aseguran continuarán con la destrucción de parte del edificio que alberga a la Delegación y que sin duda la afectará en sobremanera, dicha situación generó tensión no solo por parte de las autoridades locales y de Cruz Roja, también por los vecinos y habitantes que se oponen a esto que consideran un atropello, por lo que hicieron un llamado a las autoridades del Estado para que tomen cartas en el asunto ya que afirman no solo es un abuso de poder por parte del municipio sino un acto arbitrario e ilegal.

De la misma manera los titulares de Cruz Roja en Isla no se oponen a la construcción de obras que serán de impacto y beneficio para la población, pero piden se respete el espacio que por más de 30 años han utilizado y que el Alcalde Fernando Molina pretende mutilar, la pregunta aquí es ¡¿Qué el municipio no cuenta con otros espacios donde poder construir?!