COLUMNAS POLÍTICAS / Martes 15 de enero del 2019

Al pie de la letra

YUNES, EL VERDADERO OBJETIVO

Por: Raymundo Jiménez.- Algunos allegados al abogado Jorge Winckler tienen la errónea percepción de que la presión de Palacio de Gobierno para removerlo de la Fiscalía General del Estado (FGE) se reduce a un pleito personal del secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos.

Pero el titular de la SEGOB sólo es uno de los arietes del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien busca hacerse del control de este órgano autónomo para colocar ahí a un fiscal verdaderamente apto y sobre todo de absoluta confianza que emprenda por la vía penal el deslinde de responsabilidades en contra de su antecesor Miguel Ángel Yunes Linares y de todos los demás ex funcionarios cómplices que continuaron con el saqueo del régimen priista de Javier Duarte de Ochoa, dejando las finanzas públicas de Veracruz en bancarrota.

Por ejemplo, uno de los tantos negocios por el que se pretende investigar al ex mandatario panista es el de la instalación de las 6 mil 316 cámaras de videovigilancia, de las cuales sólo funciona el 34 por ciento, y cuyo contrato de mil 100 millones de pesos le fue asignado de manera directa a la empresa COMTELSAT, cuyo dueño es Manuel Arroyo, propietario de El Financiero, el diario capitalino que en la pasada sucesión gubernamental de Veracruz publicó encuestas manipuladas a favor del candidato del PAN, Miguel Ángel Yunes Márquez, el primogénito de Yunes Linares. El secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, acaba de informar que al concluir la primera fase del Proceso de EntregaRecepción se detectó que esta situación es constitutiva de delito y que están preparando la respectiva denuncia legal, pues señaló que COMTELSAT ya había sido inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública en el año 2013 también por incumplimiento de contratos celebrados con Petróleos Mexicanos (PEMEX).

A esta empresa, que opera en México desde 1993, igualmente se le imputa haber incurrido en contratos no respetados con varios gobiernos estatales que presentaron demandas legales. Sobre este escandaloso caso de las videocámaras han estado insistiendo desde el año pasado tanto el gobernador García Jiménez como su secretario de Gobierno, por lo que se deduce que no lo van a dejar pasar. Así que el verdadero objetivo de Cuitláhuac y de Eric Cisneros no es Winckler, sino el ex gobernador Yunes Linares. Pero para proceder contra el ex mandatario estatal del PAN primero necesitan 2 deshacerse del fiscal yunista, pues si por ineptitud o bien por presuntos acuerdos discrecionales el abogado de origen oaxaqueño no pudo retener en prisión al ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez, y a otros ex funcionarios duartistas recién liberados, menos se va a aplicar en contra de su verdadero jefe político a quien le sigue profesando absoluta incondicionalidad.

*** WINCKLER, DESAMPARADO.- Por cierto, trascendió que ya van cinco amparos indirectos que promueve Jorge Winckler ante la justicia federal para impedir que lo remuevan de la Fiscalía General del Estado, pero hasta ahora todos le han sido desechados. Los últimos dos que presentó ante el Juzgado Primero de Distrito en el estado de Veracruz fueron el número 18/2019 y el 6/2019, el primero con fecha de acto reclamado el 27 de diciembre de 2018, y el segundo el 3 de enero del presente año. En uno impugna la violación a los artículos constitucionales 14, 16 y 20, por “los actos orientados a separar del cargo de Fiscal General del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, en virtud de la admisión inconstitucional e ilegal del juicio de amparo iniciado por el aquí tercero interesado, pese a la Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia para el estado de Veracruz (…), no previene la separación del servidor público sujeto a juicio político, sino hasta que el jurado de sentencia emite la resolución correspondiente.”

También por “la inconvencionalidad de la Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia para el Estado de Veracruz (…), por vulnerar el contenido preinserto del artículo 25.1 de la Convención Americana sobre derechos Humanos, al no contemplar recurso alguno que permita el cumplimiento del precepto acabado de citar, es decir, los acuerdos emitidos en la tramitación de un juicio político ni la resolución que, en su momento, llegue a dictarse en el mismo (por parte del jurado de acusación o el jurado de sentencia) pueden controvertirse a fin de lograr su modificación, revocación o modificación.” Pero el sentido de la resolución inicial fue “desechamiento” con fecha11 de enero de 2019.

En el último amparo indirecto que promovió ante el mismo Juzgado de Distrito, cuyo número de expediente asignado fue 6/2019, Winckler reclama “amparo contra leyes, reglamentos o disposiciones de carácter general.” Y entre los actos reclamados específicos están “a) la discusión, aprobación, promulgación y publicación del decreto 749 mediante el cual se reforma el artículo 67 fracción I, inciso d) de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Veracruz, así como todos los actos que se ejecuten con base en dicha reforma” así como “ b) La inminente remoción del cargo del actual Fiscal General del Estado de Veracruz.”

Los artículos constitucionales presuntamente violados son el 14, 16, 17, 49 y 116. Ante esta situación, todo parece indicar que la suerte de Winckler está echada, y que en la sesión plenaria del jueves próximo la LXV Legislatura local decidirá su destino.

Rubrica

Los conservadores Durante

Por: Aurelio Contreras Moreno.- La última campaña e incluso ya como presidente constitucional de la República Mexicana, una de las cantaletas preferidas de Andrés Manuel López Obrador para referirse a sus críticos es tildarlos de “conservadores”.

Aunque cuando se enoja les endilga epítetos menos amables. El Presidente de México le adjudica el término “conservador” a quienes considera sus “adversarios” o francos “enemigos”, en alusión a los bandos que se disputaban el poder en México en la segunda mitad del siglo XIX. Y como él se asume “liberal” como Benito Juárez, en automático quienes no están de acuerdo con él pasan a formar parte de la facción contraria. Esto no es sino maniqueísmo en estado puro, pues la realidad histórica actual del país no es ni por asomo similar a la de la época de la Reforma.

Pero en la disparatada mezcolanza de personajes y pasajes de la historia nacional en la que el actual gobierno construye su imagen –que no necesariamente sus acciones- hay quien le compra esas etiquetas y las aplica con la misma ligereza. Así, quien expresa desacuerdo con estrategias como la de la creación de una Guardia Nacional militarizada para enfrentar indefinidamente la inseguridad, o con el cierre de ductos para combatir el robo de combustible sin contar con un plan de contingencia, es tachado así, de conservador, de derechista, o ya en la ridiculez discursiva, de “prianista” o “derechairo”. Siempre con la intención de ubicar esas críticas en el campo ideológico del conservadurismo. Sin embargo, y lo ha demostrado en más de una ocasión, si hay alguien profundamente conservador es el presidente López Obrador. Como jefe de Gobierno de la Ciudad de México se negó siquiera a discutir temas como las bodas entre personas del mismo sexo o la despenalización del aborto y la defensa de los derechos de las minorías, banderas éstas de la izquierda a la que dice pertenecer.

En su última campaña presidencial, el lopezobradorismo estableció alianzas con la ultraderecha más rancia, representada por personajes como el yunquista ex dirigente nacional del PAN Manuel Espino –aliado de Javier Duarte y de Enrique Peña Nieto durante sus respectivos gobiernos-, el también ex dirigente panista y actual director del IMSS Germán Martínez Cázares y el evangélico Partido 21 Encuentro Social. Poco le importó que fueran abierta y hasta furiosamente conservadores en sus postulados político-ideológicos, mientras ahora unieran fuerzas con su movimiento.

También en campaña, López Obrador anunció la redacción de una “constitución moral” para establecer normas de convivencia entre los mexicanos. Nada hay más conservador que querer imponer una moral pública para todos. Peor, en un país diverso, plural y multicultural como México. Dicha “constitución moral” ya está en proceso de elaboración. Pero a manera de adelanto, este fin de semana el gobierno lopezobradorista reeditó la “Cartilla Moral” del escritor Alfonso Reyes “como un primer paso para iniciar una reflexión nacional sobre los principios y valores que pueden contribuir a que en nuestras comunidades, en nuestro país, haya una convivencia armónica y respeto a la pluralidad y a la diversidad”.

Empero, el texto del reconocido escritor data de 1944 y sus conceptos sobre la “moral” pertenecen a esa época, en la que no solo no existía tal respeto a la pluralidad y la diversidad, sino que se concebía a la familia como un “hecho natural” –con lo cual se ignora a los numerosos tipos de familia adoptados hoy en día-, se habla del “alma” como algo indiscutible y cierto –con lo cual se excluye a los no creyentes y los agnósticos-, y se equipara a los “respetos morales” con los mandamientos de la religión católica.

Propio del México de la primera mitad del siglo XX. Fuera de lugar para el del tercer decenio del siglo XXI. Al ofrecer un resumen de los conceptos del texto de Alfonso Reyes, el gobierno lanza una verdadera perla, al señalar que “el respeto a nuestro cuerpo nos enseña a ser limpios y moderados en los apetitos naturales. El respeto a nuestra alma resume todas las virtudes de orden espiritual”.

¿Se puede ser más conservador que eso? Pues sí. Este mismo domingo, mientras circulaba la Cartilla Moral – que de acuerdo con sus créditos, forma parte de los materiales seleccionados para los Programas Emergentes de Actualización del Maestro y de Reformulación de Contenidos y Materiales Educativos-, se difundió un artículo de la esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez Müller, publicado en el semanario “Desde la fe”, el órgano oficial de difusión de la Arquidiócesis de la Ciudad de México. Más allá de su contenido –cuya calidad sería materia para otro debate-, lo que llama la atención es el clarísimo guiño del lopezobradorismo al sector más reaccionario de la Iglesia Católica mexicana. Ese mismo que tocaba a vuelo las campanas de la catedral metropolitana cuando el hoy mandatario encabezaba sus mítines en el zócalo.

Reducir la complejidad de las relaciones de las sociedades humanas del siglo XXI a conceptos decimonónicos, a divisiones simplistas entre el mal y el bien sin comprender los matices de las nuevas maneras de relacionarse de las personas, con la intención de imponer una moral de Estado, es lo más conservador y de derecha que existe.

Y en esa ruta transita la “cuarta transformación”

Columna sin Nombre

*Se habrían perdido 10 millones de pesos en Chinameca

*Los pobres criterios de la CEAPP

*Los enroques entre Veracruz y Boca del Río

*Delincuentes operando a la vista de todos

Por: Pablo Jair Ortega.- Lamentable la noticia de que el basurero de Las Matas seguirá siendo el peor foco de contaminación en el estado de Veracruz, pues desde la cancelación del proyecto del relleno sanitario en Chinameca, el Gobierno de Veracruz no tiene «Plan B».

Lo anterior lo confirmó el propio gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien tuvo que ir la semana pasada a desactivar un conflicto que estaba creciendo por la falta de operación del responsable de la política interna en Veracruz: el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, así como de la diputada local por el distrito de Cosoleacaque, Magaly Armenta Oliveros; y hasta de la actual titular de la Secretaría de Medio Ambiente y también ex diputada por el mismo distrito, Rocío Pérez Pérez. Un poco de contexto: como se sabe, en días anteriores se había anunciado con bombo y platillo que se instalaría un relleno sanitario regional para clausurar de manera definitiva el basurero de Las Matas, ubicado en Minatitlán.

El asunto parecía caminar bien, pero de repente un pequeño grupo de pobladores comenzó a protestar y el conflicto comenzó a crecer. La zona donde se instalaría el relleno sanitario sería por el rumbo de Agua Fría, municipio de Chinameca, donde hay varias graveras y poblados; ha trascendido que el lugar donde se tirarían los desechos es propiedad de una familia de apellido Quintanilla, quienes –dicen– son cercanos a la secretaria de Energía, Rocío Nahle García. Fuentes de la región comentan que en dicha transacción se habría pagado algo así como 10 millones de pesos que el Gobierno de Veracruz entregó a los supuestos propietarios para la construcción del mentado relleno sanitario.

Lo peor de todo, es que trasciende que dicho terreno estaría presumiblemente intestado. Según versiones, el dinero originalmente iba a ser entregado a dos supuestos propietarios «prestanombres», cuya empresa beneficiaria estaría ligada a un conocido diputado local sureño, a un empresario gasolinero y a una conocida familia también ligada a la secretaria de Energía. Ahora el problema es que la clausura del basurero de Las Matas fue una promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador… ¿Qué pasará ahora? Bueno, pues mientras deciden qué demonios pasará con ese depósito de desechos a orilla de carretera, no sólo se demostró que no hubo capacidad de operación política por parte del Gobierno de Veracruz, sino que al final de cuentas ni siquiera tomaron en cuenta 38 a los pobladores afectados por la basura que generan los tres municipios más grandes del sur de Veracruz.

Pero lo más grave del asunto es que se demostró que los funcionarios y representantes populares pecaron de soberbios al pensar que la popularidad de la Cuarta Transformación y el presidente Andrés Manuel López Obrador eran suficientes para que un pueblo pequeño como el de Chinameca (de poco más de 16 mil habitantes) recibiera la basura de más de medio millón de personas. Otro detalle que parece que no contemplaron en la Cuarta Transformeishion jarocha, es que Chinameca también es una zona de población brava. Que la zona de la sierra de Soteapan, si por algo se distingue, es que en sus protestas suelen ser bastante unidos y reacios en cuestiones que afecten a sus comunidades. Por años las negociaciones con habitantes de la región han llegado a niveles incluso hasta de enfrentamiento con la Policía Estatal y en verdad que el gobernador corrió con suerte de que en un momento dado no hubiese sido retenido por los pobladores, quienes acostumbran a secuestrar a funcionarios de gobierno para que se cumplan sus demandas.

El problema es que un asunto mal manejado por avorazados, sin consulta a la población, ya le estalló al gobernador; y aunque aparentemente da a ganar al «pueblo bueno», en lo político debilita mucho la posición del mandatario estatal, quien al parecer ya del tema del basurero de plano ya no quiere saber nada. Por cierto ¿por lo menos le habrán informado al gobernador que esa zona está llena de huachicoleros y narcotraficantes? ¿Al menos tuvieron la prudencia de comentarle que es una zona controlada por la delincuencia organizada desde hace un buen rato, en complicidad con autoridades locales? Por algo los gobernadores rara vez hacen acto de presencia en la zona y uno de ellos, muy querido, fue el desaparecido Fernando López Arias (1962-1968), quien les construyó la única carretera que va hasta Tatahuicapan, pero que además tenía un fuerte arraigo en la región.

Lo de Chinameca podría decirse que ya es un asunto resuelto, pero lo que no se resolvió fue el grave problema del tiradero a cielo abierto de Las Matas y ya la bolita se la pasaron a los alcaldes, que a duras penas pueden lidiar con problemas locales. El cierre del basurero de Las Matas hubiese sido uno de los grandes anuncios del sexenio. Se hubiese terminado un ecocidio, un 39 mierderío que crece y crece en zona de humedales, cercano a ductos de Pemex y que representa uno de los focos rojos más visibles en la zona sur de Veracruz y del estado. Lástima, todo por no saber operar desde un inicio… Falta que los alcaldes imiten al presidente y al gobernador y digan que se hará lo que diga el pueblo en alguna consulta donde salgan librados de responsabilidades históricas. Mientras tanto, el basurero de Las Matas ahí seguirá.

*** NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: ¿Qué criterios aplica la Comisión Estatal de Protección a Periodistas para que traigan a Xalapa a «testigos protegidos» con todos los gastos pagados? El más reciente escándalo fue el de un «reportero» que se perdió cerca de 24 horas luego de andar paseando por el rumbo de Sayula de Alemán, donde le dieron mil pesos para que se regresara a Xalapa, pero que «tardó» en llegar argumentando que alguien se había metido a su casa y le dio una «sustancia» para que perdiera el conocimiento. Según comenta la flota sureña, este cuate (conocido por mitómano) se colgó del caso del asesinato del periodista de la fuente policiaca, Gumaro Pérez Aguilando, para aprovechar la situación y venirse a vivir a la capital veracruzana… ¿De verdad la CEAPP no investiga, no pregunta, no es rigurosa con los «protegidos» que trae a Xalapa a expensas de recursos públicos? Lo peor es que comentan que, ante las mentiras recurrentes del que ya apodan «La Precious», existe el temor de que haya señalado o dado nombres de personas inocentes en el tema de Gumaro, donde nos dicen que no tiene nada qué ver, pues ni siquiera tenía relación alguna con el fallecido… De veras, CEAPP, ¿qué tienen caca en la cabeza o qué?

*** OTRA NOTA: En Boca del Río cambiaron al director de Comercio por el que corrieron de Protección Civil, que fue sustituido por otro llamado Andrés Escalera Pavón; el tesorero boqueño Jose Carlos Torres también parece que se va al Ayuntamiento de Veracruz para que llegue Guillermo Moreno otra vez. Comentan que los cambios están ordenados por el patriarca de la familia Yunes, que aunque están enojados entre ellos, entienden que el único que sabe de ajedrez político es el ex gobernador. Por lo pronto, ya se ve que el ayuntamiento donde gobierna Fernandito Perrier (con todo y sus pachangas nocturnas en altamar) se está cargando con gente del papá.

*** LA ÚLTIMA PORQUE ES LA PRIMERA DEL 2019: Bastante deleznable la manera en que un grupo de delincuentes asaltaron un trailer que cargaba ganado y estaba detenido en la autopista Isla-La Tinaja. En Puebla, pobladores secuestraron a militares. Mientras, el 40 presidente pide a familiares de huachicoleros que hablen con ellos para que sean buenas personas, cuando a plena luz del día aparecen pobladores robando combustible en el Estado de México… ¿De verdad nadie piensa meter orden? ¿De verdad creemos que en este país sólo bastarán las buenas intenciones o cartillas morales? Pareciera que les falta barrio.

*** OTRA DECISIÓN plausible asumida por el mandatario es recuperar los helicópteros que el ex Gobernador Miguel Ángel Yunes otorgó a la Fiscalía General del Estado, por lo que ahora el Fiscal Jorge Winckler recurrirá a otro amparo. Los aparatos, de acuerdo a Cuitláhuac, serán entregados a las Secretarías de Seguridad Pública (SSP), la de Protección Civil (SPC) o la de Salud que en realidad lo necesitan, y en este espacio hemos insistido en el tema, sobre todo cuando García Jiménez anunció que no usaría las aeronaves de Gobierno ya que viajaría en vuelos comerciales o autobuses de pasajeros, como lo hizo recientemente de México a Xalapa –que a decir verdad, es un riesgo por lo que representa-, y que vendería aviones y helicópteros, y en el caso de estos últimos lo ideal sería ponerlos a disposición de las instancias mencionadas dado que Veracruz no es ajeno a desastres naturales. Qué bueno que el mandatario Estatal abandonó la idea populista del Presidente en turno, Andrés Manuel López Obrador que debería poner en manos del Ejército, Marina, Policía Federal, Protección Civil, Salud, incluida la Cruz Roja, los 60 helicópteros que sacará a la venta, sobre todo ahora que ha emprendido una guerra contra el huachicoleo, y las fuerzas armadas requieren de esos aparatos para vigilar desde el aire que no se cometan más saqueos. Por lo pronto, ojalá Cuitláhuac García Jiménez siga asumiendo decisiones que son de beneficio para los Gobernados, porque eso, en realidad, espera la sociedad: que su Gobernador más allá de fanatismos ideológicos o de grupo asuma su responsabilidad como comienza a hacerlo. Bien.