COLUMNAS POLÍTICAS / Jueves 31 de enero

Prosa Aprisa

Efectos de la visita de AMLO

Por: Arturo Reyes Isidoro.- Para usar un lenguaje beisbolístico, que es su deporte favorito, cuando el partido apenas empieza Andrés Manuel López Obrador ya va prácticamente de dos dos, esto es, con dos hits en dos turnos al bat. A lo que me refiero es que con su visita de mañana al Estado y hasta el domingo, habrá venido dos veces en dos meses, o sea, una visita por mes: la otra fue la del 2 de diciembre apenas había asumido la presidencia. En mis años de periodista, no recuerdo algo igual por parte de un Jefe de la Nación, como tampoco que haya pernoctado dos noches seguidas en suelo veracruzano. AMLO llegará mañana por la tarde al sur del Estado donde encabezará un acto en el municipio de Minatitlán y ahí pernoctará. El sábado tendrá otro evento en Acayucan por la mañana y llegará a dormir a Córdoba, para encabezar el domingo otra actividad también por la mañana (no será nada raro que el sábado asista a las fiestas de La Candelaria en Tlacotalpan).

Su visita tiene varios efectos. Viene a cumplir uno de los compromisos que anunció el 2 de diciembre en Xalapa: atender la problemática que existe con el basurero de Las Matas, entre los municipios de Coatzacoalcos y Minatitlán. ¿El presidente de un país del tamaño y de la importancia del nuestro, preocupado y ocupado en un basurero habiendo otros graves problemas? Eso lo hace diferente. Presidentes priistas y panistas pasaron y ninguno siquiera volteó a ver uno de los tiraderos de basura a cielo abierto más grandes del país, acaso el más grande, convertido en un riesgo ambiental desde hace más de veinte años.

En su campaña, vecinos de Minatitlán le solicitaron que los ayudara a resolver el problema y desde el 28 de diciembre pasado envió a la titular de la Semarnat, Josefa González Blanco, a supervisar el inicio de los trabajos de remediación que, dijo entonces, estarán acompañados de beneficios sociales. Como dice el dicho, el movimiento se demuestra andando y López Obrador no solo no decidió olvidarse de uno de sus ofrecimientos sino que puso manos a la obra de inmediato. 2 Su antecesor Enrique Peña Nieto presumió en un acto mediático avalado por un notario público la firma de diecisiete compromisos con Veracruz, de los cuales solo cumplió unos cuantos. Otro compromiso que ya empezó a cumplir AMLO, aunque el acto inicial tuvo lugar en el estado de Oaxaca, fue la del Corredor Transístmico, ahora Corredor Transoceánico, que impactará fuertemente en el sur de Veracruz porque tendrá su otro eje en Coatzacoalcos. Obras son amores, no buenas razones, dice otro conocido refrán. El presidente en lugar de estar con el verbo encendido diciendo que quiere mucho a Veracruz y a los veracruzanos, mejor actúa. Sus acciones le permiten estar cerca de la gente, mantener su contacto con los ciudadanos que le dieron su voto, en especial los del sur, a quienes ahora responde. ¿Alguien piensa que perderá toda esa adhesión? Es inevitable pensar y creer que de paso viene a darle el espaldarazo al gobernador Cuitláhuac García Jiménez… y a su partido Morena. Con esto, empezará a evitar que la hierba de la indiferencia cubra el camino político que ya abrió en todo el Estado, camino que tiene como meta intermedia el 2021 cuando habrá elecciones de alcaldes y diputados. López Obrador sabe la importancia política y electoral de Veracruz por el tamaño de su padrón de ciudadanos y seguramente querrá asegurar los votos que ganó el año pasado para aspirar a que su partido retenga la presidencia en 2024. La de este fin de semana seguramente será una de muchas visitas que realice al Estado y si siempre viene a ofrecer soluciones a los problemas entonces no será difícil que sume más simpatías veracruzanas para su causa. Habrá que esperar el resultado de su gira y conocer los anuncios que haga para hacerse una idea más precisa de cómo le irá o le puede ir a Veracruz con el nuevo presidente. Si empieza a barbechar el territorio político estatal con toda anticipación, entonces a los que no les irá nada bien será al PRI y al PAN, sin duda alguna. La visita tendrá otro efecto más: servirá para descalificar los rumores de que Cuitláhuac García dejaría la gubernatura. Renunció Director de Seguridad municipal Con fecha del lunes pasado, Julio César Sánchez Amaya renunció al cargo de Director de Seguridad Ciudadana de Xalapa. Hasta donde se 3 sabe, le esperan nuevas tareas relacionadas con lo que más sabe: la seguridad pública. Sánchez Amaya era de lo mejor que tenía el Ayuntamiento, había diseñado un gran plan de seguridad ciudadana que ya no podrá concretar. Sin duda es una gran pérdida para la administración de Hipólito Rodríguez. *** ¿Por qué voto bajo protesta?- Sobre el juicio político contra el fiscal Jorge Winckler, llama la atención que de los dos diputados de Morena que conforman la Comisión Instructora, Jessica Rodríguez, Secretaria, firmó el dictamen bajo protesta. ¿Por qué? No se sabe si porque no está totalmente convencida o de acuerdo y así el primero de dos dictámenes que ya está en la Secretaría del Congreso listo para que la Junta de Coordinación Política lo pase al pleno podría considerarse que lleva una sola firma a favor, la del diputado moreno Rubén Ríos, porque el otro, este del PAN, Enrique Cambranis no firmó. Algunos que saben de estas cosas me comentaron que sobre el juicio político llama la atención que los diputados de Morena hayan avalado la procedencia del dictamen puesto que no existen causales para ello y que lo que están haciendo es una enorme aberración jurídica. Por otra parte, quienes obtuvieron detalles de la comparecencia ante diputados de Winckler afirman que este los evidenció de que no saben distinguir entre delitos del orden federal con los del fuero común. El asunto se le ha complicado al morenismo y el gobernador Cuitláhuac García debe estar tomando nota para saber cuáles son los alcances de los suyos y qué puede esperar de ellos, porque todavía falta mucho tramo por andar y puede hacer los ajustes necesarios.

*Al pie de la letra*

WINCKLER EN MANOS DE EDEL


Por: Raymundo Jiménez De acuerdo con la Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia para el Estado de Veracruz, las autoridades competentes para aplicar esta ley son el Poder Legislativo que se erigirá en jurado de acusación o de procedencia, según sea el caso, y el Poder Judicial cuyo Pleno del Tribunal Superior de Justicia se constituirá en jurado de sentencia, y su sala constitucional con el carácter de Comisión de Enjuiciamiento. Así que si el juicio político que la LXV Legislatura local le ha iniciado al fiscal general del estado Jorge Winckler Ortiz finalmente procediera, la decisión final quedaría en manos de los magistrados que como presidentes de sala integran el Pleno del TSJE, los cuales están por ser sustituidos al concluir sus respectivos periodos. 4 Actualmente, la primera sala es presidida por el magistrado Marco Antonio Lezama Moo, un tabasqueño avecindado en Veracruz desde hace más de 50 años, quien se desempeñó como subprocurador de Justicia del estado y en junio de 2014 fue propuesto por el ex gobernador Javier Duarte ante el Congreso local para sustituir en el TSJE por fallecimiento al magistrado Miguel Nava Oyarzábal. Por las canonjías recibidas, entre ellas hasta el presunto pago de la renta del departamento de su hijo en la Ciudad de México, su voto sería en el sentido que le sugiera el presidente del Poder Judicial, Edel Álvarez Peña. La segunda sala, integrada por el juez comisionado Luis Daniel Ruiz Guerrero y Alejandro Gabriel Hernández Viveros, estaría igualmente bajo control de Álvarez Peña. La tercera sala, que preside Julio César Díaz Hernández y a la que está adscrito también el ex presidente del TSJE, Alberto Sosa Hernández, se presume que su voto sería independiente. No así la cuarta sala, presidida actualmente por Víctor Manuel César Rincón, pero a la que serían integrados dos de los magistrados recién designados por el gobernador Cuitláhuac García y ratificados por el Congreso local. A la quinta sala, de la magistrada Beatriz Rivera Hernández, también serían adscritos otro par de nuevos magistrados, por lo que presumiblemente su voto se tomaría de manera independiente. El voto de la sexta sala dependería de quién sustituya al presidente Roberto Armando Martínez Sánchez. Su camarada Yolanda Cecilia Castañeda posiblemente desacataría la línea marcada desde la presidencia del TSJE. En cambio, en la octava sala que preside Fluvio César Rafael Vista Pérez y de la que forma parte también el magistrado Roberto Dorantes Romero, el sentido del voto sería conforme se los sugiera el titular del Poder Judicial. Igual que la Sala de Responsabilidad Juvenil a cargo de Gilberto Ignacio Bello Nájera, a quien en 2017 le fue abierto un procedimiento por presuntas malas prácticas en el proceso del entonces diputado federal y ex tesorero de la Secretaría de Finanzas del estado, Antonio Tarek Abdalá Saad, quien era señalado por presuntos malos manejos del Fondo de Aportaciones de Servicios de Salud (FASSA) con un posible daño patrimonial de más de 315 millones de pesos. En este caso, que pudo generarle el cese definitivo e inhabilitación para el ejercicio público, la Contraloría General del Estado señaló que Bello Nájera no admitió la contestación de la demanda presentada en el Juicio de Nulidad de Abdalá Saad. Sin embargo, el magistrado replicó que el contralor no tenía facultades para contestar la demanda, por lo que debió haberlo hecho el entonces Director General de Integridad y Ética de los Servidores Públicos. 5 Respecto a la sala constitucional, su presidenta Lizbeth Hernández Ribbon posiblemente actúe con mayor independencia dado el malestar que al parecer aún persiste en esta magistrada por el despido de un familiar cercano que laboraba en el TSJE ocurrido hace un par de años. Su contrapeso sería Gladyz Pérez Maldonado, más afín al magistrado Álvarez Peña, quien este miércoles, por cierto, entrevistado sobre las propuestas hechas al Congreso local por el gobernador Cuitláhuac García de seis postulantes a magistrados, reconoció la voluntad del Ejecutivo estatal por cubrir estas vacancias que, dijo, fortalecerán el trabajo jurisdiccional en beneficio de los veracruzanos.

*Desde el café*

Así somos los borrachos No, eso no es cierto.


Por: Bernardo Gutiérrez Parra.- El guardia de seguridad del Congreso nunca le dijo a la diputada María Josefina Gamboa Torales que iba hasta el gorro de borracha. Lo que le dijo fue “Viene usted tomada, huele a alcohol”. A lo que la diputada contestó con un estentóreo “No sea estúpido”, porque en efecto traía aliento etílico y la alteró verse descubierta. Y es que así se comporta uno cuando lo cachan en la maroma. Lo digo porque yo sé de eso. Cuando alguien me impide la entrada a un sitio porque traigo unos jaiboles entre pecho y espalda, de inmediato me prendo. Por principio de cuentas niego lo evidente, es decir, rechazo que ande soplado. Y después me le voy encima: “No sabes con quién te estas metiendo, pendejo. No sabes quién soy yo ¿verdad? No, claro que no sabes; qué vas a saber si a leguas se te ve lo inculto pinche asalariado”. Y por ahí me voy hasta que no falta el amigo que intercede y me invita a que me calme. Pero ya para esto despedí mil veces al sujeto de su chamba, y para bajar el coraje me aviento otros tragos. Y es que así somos los borrachos. El problema entre la diputada y el elemento de seguridad se suscitó este miércoles cuando la mujer salió del salón Lerdo de Tejada donde estaba por comparecer el Fiscal Jorge Winckler, y no le gustó el protocolo de seguridad que había en la entrada: “Carajo, me tienen harta”. Y comenzó el zipizape verbal con el guardia que -hay que subrayarlo- , nunca le faltó al respeto ni le alzó la voz. “No ingresan” dijo el guardia a unas personas, pero la Gamboa se dio por aludida y lo encaró: “No ingresa quién. A mí no me va a tener secuestrada, voy a entrar y salir las veces que me dé la gana”. “Permítame, hay un procedimiento” indicó el guardia. “Procedimiento de qué…” le reviró la Gamboa. “La audiencia comienza a las diez” dijo el guardia. El tono de voz de María Josefina fue subiendo. “Tranquilícese” la invitó el guardia. “No, no me voy a tranquilizar. Usted quién carajos se cree para decirme a mí que me tranquilice”. “Soy un miembro de seguridad”. “¡Y yo soy diputada, trabaja para nosotros, entienda, trabaja para nosotros y no al revés!”. Fue entonces que el guardia soltó la frase que la enchiló: “Viene usted tomada, huele a alcohol”. “Está usted estúpido; el que huele a alcohol es usted, está estúpido” le dijo la diputada. “Huele a alcohol y no soy estúpido” insistió el guardia. “A mí no me hable así” dijo Josefina. “No le hablo, le estoy diciendo por favor hay que tranquilizarnos, tenemos una persona lesionada…” pero el guardia no terminó la frase porque 8 la legisladora se le fue a la yugular “Qué ustedes lesionaron. Oiga ¿está drogado? Tiene las pupilas dilatadas”. “Para nada” contestó el guardia. Josefina insistió en la presunta drogadicción del guardia que contestó: “No estoy drogado y usted huele a alcohol”. Y para salir de dudas la invitó a que visitaran un médico que certificara quién andaba drogado y quién alcoholizado, invitación que por supuesto, María Josefina Gamboa rechazó con un “quítese de mi vista”. “Así reaccionas hermano, igualito que Josefina cuando te dicen que traes aliento alcohólico. De inmediato te enciendes, mientas madres y rompes lo que encuentras. También chupas antes de las diez de la mañana y así te pones, igualito que la diputada, me cae que sí”, me dijo un amigo que vio conmigo el patético espectáculo de la señora Gamboa Torales. No es la primera vez que la legisladora niega lo evidente. Hace poco más de cuatro años se vio envuelta en un percance en el que un joven perdió la vida y, a pesar de las evidencias, hasta la fecha niega que hubiera estado bebida. En Alcohólicos Anónimos (donde espero que me hayan borrado de su lista), dicen que el principal obstáculo de las personas que tienen problemas con su manera de beber es la negación. Y que (como María Josefina), se ponen iracundos si alguien les dice que traen unas copas encima cuando no quieren que esto se sepa. También dicen que cuando uno bebe por las mañanas, aunque sea uno o dos tragos, es que las cosas ya no están bien. En lo personal yo sí le creo a la diputada cuando asegura que no llevaba aliento etílico. Pero eso no importa, lo importante es que ella se lo crea. Salud.

*Punto de Vista*

La actitud de Maryjose

Por: Filiberto Vargas Rodríguez.- Edel Álvarez Peña sigue tendiendo puentes. *** Este miércoles el Presidente del Tribunal Superior de Justicia se congratuló con la decisión del gobernador Cuitláhuac García de enviar al Congreso del Estado las primeras seis propuestas de magistrados que cubrirán las vacantes. *** No dejó pasar la oportunidad para subrayar que la relación entre los poderes del Estado “debe ser de pleno respeto a su autonomía e independencia”. De todas formas destacó la relevancia 9 de que en las primeras seis propuestas haya incluido a cuatro mujeres. *** “Estaremos pendientes de la decisión que asuma el Congreso a partir de la propuesta de magistrados que remitió el señor Gobernador; como ustedes saben tenemos vacancias prácticamente desde hace un año que hemos ido atendiendo para que no se genere rezago; el Tribunal ha hecho su parte ante la ausencia de magistrados porque el trabajo no se puede detener y menos aun tratándose de un tema tan sensible para los veracruzanos como lo es la impartición de justicia”. *** Es evidente que su actitud contrasta con la postura retadora del fiscal. * * * Se anticipaba que la comparecencia del aún fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, ante el Congreso del Estado, sería un acto de exhibicionismo puro, en virtud de los asuntos que en el mismo Poder Legislativo se ventilan (dos procesos de juicio político y la reforma que otorga atribuciones a los diputados para removerlo de su cargo). Lo que nadie se esperaba es que el show no lo diera el propio fiscal, sino la legisladora que se ha convertido (en pago a viejos favores) en su más entusiasta defensora. María Josefina Gamboa Torales, diputada reelecta del PAN, volvió a confrontarse con el personal de seguridad del Congreso del Estado, y su exabrupto fue grabado y subido a redes sociales. Ella dice ser víctima de un “acoso sistemático”, aunque admite que lo difundido es real. Al menos en este testimonio videograbado, no se percibe acto alguno de acoso hacia su persona, y en cambio sí se capta una actitud altanera, soberbia, grosera y agresiva por parte de la diputada contra un empleado del Poder Legislativo. En el video se puede escuchar con claridad su voz cuando se dirige al empleado de seguridad: – ¡Yo puedo entrar y salir cada vez que se me dé la gana! Y no sólo eso. Ante el llamado a la calma, su respuesta fue así: – No, no me voy a tranquilizar. ¿Usted quién carajos es para decirme a mi ‘tranquila’? Yo soy diputada, trabaja para nosotros, entienda. Usted trabaja para nosotros, entienda. No al revés. Como los gritos los recibía el empleado de seguridad a pocos centímetros, percibió el olor a alcohol. 10 – ¿Viene usted tomada? Huele a alcohol. – ¡Está usted estúpido, el que huele a alcohol es usted, es estúpido! – Huele a alcohol. – ¿El señor está estúpido? (Le pregunta la diputada a uno de sus auxiliares). -No, no soy estúpido. Huele. (Responde el guardia). En respuesta al señalamiento de que tenía aliento alcohólico, la legisladora le acusó: – Está drogado, tiene las pupilas dilatadas. – Para nada, usted huele a alcohol. (Fue la respuesta del vigilante). – Y usted tiene las pupilas dilatadas, también huele. (Insistió la diputada) Vamos con un médico. (Propuso el guardia). – ¡Quítese de mi vista! ¡Idiota! (Concluyó la diputada panista). El reglamento para el gobierno interior del Poder Legislativo es muy claro: En su Capítulo II, Artículo 9, cuando se refiere a las obligaciones de los diputados, en su fracción VI dispone: “Tratar respetuosa y comedidamente a los empleados del Congreso y público asistente”. Apenas la semana pasada esa misma legisladora fue acusada de morder la mano de un abogado cuando forcejeaba –también- con el personal de seguridad del Congreso. El asunto no pasó a mayores, pues no hubo denuncia formal, pero cabe recordar que la fracción XVI del mismo artículo 9, establece como obligación de cada diputado “abstenerse de cometer actos graves en contra del patrimonio de la Nación, del Estado o del Congreso, así como por atentar públicamente en contra de la integridad física o moral de cualquier persona dentro del recinto del Congreso”. Pero la nota referente a la diputada Gamboa que tuvo alcances nacionales no fue este penoso incidente. La misma tarde del miércoles, en el portal “Milenio” apareció una nota informativa con el siguiente encabezado: “Acusan conflicto de interés entre diputada y Fiscal de Veracruz”. La nota refiere que un abogado del ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita pidió que la legisladora se excusara de conocer los asuntos que se han abierto en contra de Jorge Winckler 11 Ortiz, pues este fue su abogado defensor cuando la hoy diputada (en ese entonces funcionaria del ayuntamiento de Boca del Río) fue acusada y procesada por homicidio culposo, pues se le imputó haber atropellado y dado muerte a una persona mientras viajaba en su vehículo bajo los influjos del alcohol. En el expediente sobre ese caso (153/2014 del Juzgado Quinto de Primera Instancia) se refiere que los abogados que llevaban su defensa eran Jorge Winckler Ortiz y Marcos Even Torres, casualmente hoy fiscal general y fiscal anticorrupción respectivamente. Volvamos al reglamento para gobierno interior del Poder Legislativo. El mismo artículo 9, sobre las obligaciones de los diputados: Fracción IX. “Excusarse de participar en las comisiones cuando tengan interés personal o profesional en un asunto, dando aviso al presidente de la propia comisión”. Fracción XV. “Evitar firmar dictámenes sobre asuntos en los que hubiere interés personal”. El artículo 12 del mismo reglamento ordena. “Los diputados, en el ejercicio de sus funciones, se abstendrán de incurrir en actos u omisiones contrarios a la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que deben caracterizar el desempeño de sus cargos, o contravenir la Constitución, la Ley y las disposiciones disciplinarias contenidas en el presente Reglamento”. Las sanciones para quienes violan estas disposiciones (artículo 17) van desde la suspensión parcial de sus derechos y prerrogativas, hasta la suspensión total. Conclusión: ¿Exiges respeto? Respeta.