COLUMNAS POLÍTICAS / Jueves 23 de Abril

Por si acaso

*Los muertos que desearía Patrocinio
*Alcaldes contra pasividad del Estado
*Muchos no acatan el quédate en casa

Por: Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez.- Es curioso observar cómo en medio de la pandemia de CoVid19 que sigue cobrando vidas en el Estado, el país y el mundo, el secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, que nada aporta a la contención y menos en apoyo de los más desprotegidos, se la pasa peleando con quienes sí lo hacen, y hasta amenaza con sancionar a alcaldes que ante el riesgo de contagio de los gobernados han implementado medidas duras, sin duda, pero necesarias en esta emergencia en la que miles de veracruzanos no han entendido el sentido del “Quédate en cada”, y menos cuando un entrometido como Cisneros sigue llevando la contraria al no ser tomado en cuenta por los cabildos que, por otra parte, son autónomos de acuerdo al artículo 115 Constitucional. Tal parece que el avecindado durante muchos años en Baja California pero oriundo, según dice, de Otatitlán, deseara que en Veracruz se produjera una mortandad de seres humanos de características dantescas, porque se quiera o no aceptar, infinidad de autoridades municipales, ante la inacción de sus gobiernos estatales están asumiendo sus propias determinaciones, entre otras, colocar retenes en los accesos a las cabeceras municipales para impedir que personas que pudieran estar contagiadas del peligroso virus ingresen y transmitan la enfermedad a quienes están sanos, a fuerza de guardar una cuarentena o aislamiento que muchos no entienden, entre otros el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y Eric Patrocinio, que en aras de demostrar que trabajan siguen llevando a cabo las inútiles mesas para la paz, cuando en Veracruz con eso y sin eso, nada ha cambiado, y que de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, Veracruz es primer lugar en secuestros y segundo en feminicidios, y para variar, hoy asesinaron de varios balazos a otra mujer en Coatepec.
Eric patrocinio, a quien gracias a sus arranques y ocurrencias ya nadie toma en serio, está ávido de publicidad y asesorado por su amanuense, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín –otro chivo loco que no deja de hacer campaña y de repartir dinero en aras de convertirse en candidato a diputado federal por su tierra en el 2021-, le aconsejó redactar una amenaza a los ayuntamientos para hacerse presente en estos tiempos de emergencia, misiva que advierte: “se aplicarán sanciones legales a los Alcaldes que no permitan el ingreso y libre tránsito en sus municipios”, pues, según él, prohibir el libre tránsito es violatorio de la ley, y tiene razón cuando las cosas están bien y no cuando se está viviendo una emergencia sanitaria como la que enfrenta el Estado, la que, seguramente se agudizará con el arribo de connacionales que, tácitamente, están siendo expulsados de Estados Unidos tras el decreto del Presidente de aquella Nación, Donald Trump de suspender la migración en los siguientes dos meses e, incluso, privilegiar los empleos para los norteamericanos antes que para trabajadores de otras naciones, lo que dejaría sin oportunidad laboral a miles de paisanos que han decidido retornar a sus lugares de origen, aun cuando proceden de lugares altamente afectados como Nueva York.
Pero Cisneros Burgos se escuda en un documento que, según él, recibieron hace unos días de la Secretaría de Gobernación y del Secretario de Comunicaciones y Transportes donde señalaban las restricciones que había a nivel nacional y estatal ante la emergencia sanitaria por Coronavirus en el País, y en el mismo documento les indican que las medidas no incluyen prohibir la entrada a los municipios. “Ese documento lo hicimos llegar a 78 municipios del Estado donde se han tomado estas medidas por parte de los Alcaldes (no son alcaldes, es el cabildo señor Secretario), donde les pedimos que no haya un Estado de Excepción; no se puede prohibir el libre tránsito, porque es atentar al derecho humano de la libre circulación”, aunque habría que aclararle al señor ingeniero que un Estado de excepción es muy distinto a lo que piensa, y en los ayuntamientos no se aplica porque solo podría decretarlo el Presidente de la República por cuatro razones: 1.-En situación de guerra externa con acuerdo del Consejo de Seguridad Nacional, ya sea en todo o parte del territorio nacional. En situaciones de guerra interna o conmoción interior, con acuerdo del Congreso de la Unión, también, en todo o parte del territorio nacional. 3.-En situaciones de grave alteración del orden público, daño o peligro para la seguridad nacional con acuerdo del Consejo de Seguridad Nacional y, 4.-En situaciones de calamidad pública, el Presidente de la República podrá declarar la zona afectada, u otra que lo requiera a consecuencia de ella o que se encuentre en estado de catástrofe. Lo que hacen los alcaldes, ante la inoperancia del presidente Andrés Manuel López Obrador y del gobernador Cuitláhuac García Jiménez es prevenir a la población de contagios, porque debe saber usted, señor sabelotodo, que el párrafo uno del artículo 115 constitucional establece claramente que: I. Cada Municipio será gobernado por un Ayuntamiento de elección popular directa, integrado por un Presidente Municipal y el número de regidores y síndicos que la ley determine. La competencia que esta Constitución otorga al gobierno municipal se ejercerá por el Ayuntamiento de manera exclusiva y no habrá autoridad intermedia alguna entre éste y el Gobierno del Estado.
El inciso noveno del artículo 49 de la Ley Orgánica del Municipio Libre inherente a las atribuciones de la Comisión de Salud y Asistencia Pública refiere entre otras obligaciones de los cabildos: “colaborar con las autoridades respectivas para combatir la propagación de las epidemias y plagas”, y es lo que están haciendo los ayuntamientos: evitar la propagación del Coronavirus imponiendo retenes en los que se toma la temperatura a las personas, y si presentan fiebre pues no se les deja pasar. Porque no se vale que mientras algunos llevamos a cabo el aislamiento o cuarentena para evitar mayores contagios, otros sigan viajando y comportándose como si nada pasara, y eso debería prohibirlo el Gobierno del Estado que, por otra parte, ni siquiera se ha preocupado por regalar cubrebocas y gel, aun cuando el inútil alcalde de Xalapa, con todo y sus limitaciones, ya ordenó el uso obligatorio de cubrebocas y, no solo eso: anunció la producción masiva de estos productos que serán entregados de manera gratuita entre la población, para lo cual destinaron recursos especiales a una empresa xalapeña que producirá apropiadamente 300 mil.
Eso es lo que debería hacer Patrocinio y dejar a un lado sus balandronadas; desprenderse de su salario y destinarlo a la fabricación de gel o cubrebocas –aunque habría que reconocer que el Secretario de Gobierno necesita colocarse al menos 100 de esos insumos para dejar de hablar-, y permitir que los alcaldes hagan su chamba para evitar mayores contagios. Hipólito ya anunció también acciones de desinfección o sanitización de áreas públicas, pero el bajacaliforniano sigue bla bla y bla, en tanto se siguen matando mujeres en el Estado, secuestrando personas o ejecutando a quienes no acatan disposiciones de la delincuencia. Ni lo que le compete hace bien este señor. Así de simple.

Barra Libre

ERIC PATROCINIO C. Al cuenqueño le ha ganado la avidez.

Por: Alfredo Quezada Hernández.- Apadrinado bajo las faldas de la zacatecana Rocío Nahle, ya le urge que llegue el mes de diciembre para, según él, aposentar sus enquencles glúteos en la silla principal de palacio de Gobierno.
Su ambición es sacar de la jugada al hijo de Atanasio.
La maquinaria ya la ha echado andar.
Le cuento.
Sobra decir que quien hace las veces de Secretario de Gobierno tiene la honrosa tarea de mantener en paz la entidad, es el responsable directo de la correcta marcha de la política interna del estado, en tal delicado encargo es prioridad la eficacia y la experiencia política, nada de intolerancia mucho menos represión.
Ser bien conciliador, saber convenir y negociar son las virtudes que debe tener quien sea el segundo de a bordo en el organigrama estatal.
La caballerosidad es indispensable, la mano tersa también para que los actores y grupos políticos se sienten en la mesa a dialogar. En pocas palabras debe haber carrera política.
Desafortunadamente todo lo anterior en Cisneros Burgos no existe.
Muy al contrario, el bajacaliforniano por adopción se ha peleado con todos, ha sido intransigente, su mayor virtud es poner en marcha la Ley de Garrote, pelearse con la prensa, con aquellos que no lo adulan o que no se someten a sus caprichos, a sus arranques hormonales como los que protagoniza el hijo de Atanasio.
Lo iracundo es lo que distingue al cuenqueño, es muy proclive a emitir ordenes al calor de la emoción, toma determinaciones vitales para los veracruzanos apuntalándose en su mentecita, los proyectos los elabora sobre las rodillas.
Para los veracruzanos ha sido incapaz de mantener la entidad en paz, en lo que realmente ha destacado es en las empinadas, dicho sea, en buen plan, que le propina al hijo de Atanasio. No pierde la oportunidad para exhibirlo. Goza con esas acciones. Así de sencillo.
Por si lo anterior fuera poco se ha adueñado de las posiciones más importantes dentro del organigrama estatal, sus aptitudes donjuanescas también las ha externado, se siente galán de telenovela.
Los actos de corrupción y nepotismo han sido lo suyo.
La escases de sensibilidad política le ha acarreado serios problemas.
A Cisneros Burgos el ambicionar ser gobernador sustituto a finales del presente año, lo ha enloquecido. Su ignorancia no tiene límite.
A Eric Patrocinio, le urge lavarse con abundante agua jabón no tan solo las manos, sino la boca también.
El dueño de “La Chingada” tiene la palabra, los veracruzanos no tenemos la culpa.
CASOS CONFIRMADOS.- Hasta el pasado martes el número de ciudadanos contagiados del COVID-19 en la entidad veracruzana llego a 156 y ya son 16 los fallecidos por esta enfermedad.
Según datos oficiales el 75 por ciento de las personas contagiadas viven en la región centro del estado.
Por cada caso positivo se estima que puede haber entre ocho o hasta diez, personas infectadas.
En el puerto de Veracruz son 60 casos, en Boca del Río 21, en la capital del estado 5, en Córdoba 4, en Alvarado 3, en Emiliano Zapata 83 al igual que en Amatlán de los Reyes, dos en Martínez de la Torre Medellín y Orizaba.
Con solo casi figuran los municipios de Ayahualulco, La Antigua, Úrsulo Galván, Coatepec, Perote, Fortín, Coscomatepec, Ixhuatlán del Café, Nogales, Ixtaczoquitlán y Río Blanco.
En la región sur-sureste Coatzacoalcos presenta 13 casos, Tlacotalpan 3 al igual que José Azueta, San Andrés Tuxtla 2 y con un solo caso están Tres Valles, Ángel R. Cabada,
Santiago Tuxtla, Amatitlán, Cosoleacaque y Minatitlán.
En la región norte Poza Rica y presenta 10 casos, mientras que Tuxpan 1, Chinampa de Gorostiza 1 y Tantoyuca 1 solo uno.
“PROMOVER NOS UNE”.- En esta plataforma, puesta en marcha a finales del pasado de marzo por la administración que mal encabeza el hijo de Atanasio, el piso no es parejo.
En ella se anuncia, con bombo y platillo, otorgar créditos de 10 mil pesos a los dueños de micro y pequeñas empresas, únicamente para las personas físicas o morales con menos de 50 empleados.
Solo que este beneficio no es para todos.
Uno de los más golpeados, y que no fue tomado en cuenta, son los trabajadores del volante.
Los taxistas quedaron fuera. Para la administración que mal encabeza el hijo de Atanasio ellos no tienen familia, o al menos eso se entiende.
Son más de diez mil concesionarios, y cuando menos unos cinco mil operadores, los que fueron ignorados.
Ellos, junto con sus familias, no tienen derecho a nada.
Ante la escases de trabajo y la nula circulación de efectivo han caído en la desesperación, ya no saben qué hacer.
Ya han tocado puertas oficiales, les han dado largas, por lo que la respuesta del gobierno veracruzano sigue siendo la misma, nada en concreto.
La pura vacilada.

Al pie de la letra

REFINERÍAS, A LA BAJA

Por: Raymundo Jiménez.- Al anunciar este miércoles su decreto para enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia del Covit-19, se esperaba que el presidente Andrés Manuel López Obrador determinara suspender o de plano cancelar la millonaria inversión del proyecto de Dos Bocas y la rehabilitación de las otras seis refinerías del país.
Pero el mandatario mexicano reiteró que estas polémicas obras proseguirán, pese a que desde hace un mes en Asia, Europa y Estados Unidos se anunciaron los primeros cierres de refinerías de petróleo cuando el procesamiento de crudo comenzaba a caer en picada por el desplome de la demanda a causa de las cuarentenas y confinamientos en el mundo.
En el puerto de Tuxpan, por ejemplo, al menos 15 buques-tanque continúan varados desde hace un par de días a la espera de poder descargar el combustible que transportan; sin embargo, los tanques de almacenamiento están saturados ya que ante las restricciones por la epidemia del coronavirus, la demanda de energéticos se ha contraído en un 70 por ciento en el país.
Más de la mitad de este diésel y gasolinas Premiun y tipo Magna tienen como destino el Valle de México, pero debido a la falta de demanda y lugar para almacenarla sigue detenida en esta terminal marítima de PEMEX en la Huasteca veracruzana.
Cada buque-tanque tiene en promedio una capacidad para transportar cinco mil barriles de combustible, cuyo costo por estar detenido asciende hasta 30 mil dólares diarios.
Y es que al extenderse las medidas de confinamiento social, la caída del consumo de combustibles se acentuó hacia la tercera semana de abril. Del 10 al 18 de este mes, antes de que iniciara la fase 3 de la pandemia, la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) reportó que sólo están despachando tres de cada 10 litros disponibles en sus expendios, por lo que advirtieron que están a punto de quebrar cientos de gasolineras.
De acuerdo con datos de esta organización, la crisis económica actual es inclusive más severa aún que las de 1995 y 2009.
“Está en riesgo la viabilidad (de las gasolineras)”, refiere un memorando de la Onexpo, que cuenta con 43 asociaciones regionales a las que están adheridas pequeñas empresas de las que dependen directamente hasta 250 mil personas.
Ante esta grave situación, los miembros de la Onexpo han solicitado el apoyo del gobierno federal para evitar la pérdida masiva de empleos, proponiendo medidas como suspender los cobros de comisiones por uso de tarjetas bancarias, replantear los plazos para la instalación de nuevos controles volumétricos y retrasar las cuotas patronales al IMSS para mantener una liquidez mínima que les permita seguir operando.
Y es que a nivel mundial se espera que la demanda de combustible baje entre un 15 y un 20 por ciento en el segundo trimestre por la pandemia de coronavirus que mantiene a buena parte de la población en sus hogares.
El colapso en la demanda será un shock sin precedentes para el sistema global de refinación, han alertado los más expertos analistas financieros, cuya oportuna advertencia parecen ignorar en Palacio Nacional.