COLUMNAS POLÍTICAS / 27 DE ABRIL DEL 2020

AL PIE DE LA LETRA

Ahued: mal mensaje

Por: Raymundo Jiménez.- Cuando a finales de mayo pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador le pidió a Ricardo Ahued que aceptara encargarse de la Administración General de Aduanas (AGA), el senador por Veracruz sabía claramente el tamaño del reto y el peso de la responsabilidad y compromiso que ello implicaba. Inclusive, al comparecer ante las comisiones legislativas del Congreso de la Unión para ser ratificado en este cargo, Ahued tuvo que apechugar que el diputado Tonatiuh Bravo, de Movimiento Ciudadano, lo cuestionara por no tener título de licenciado, mientras que la panista Verónica Sobrado le preguntó si creía tener capacidad de encabezar esta delicada área del SAT, a pesar de no contar con estudios necesarios. El ex alcalde xalapeño justificó que el Artículo 13 de la Constitución no le exigía ningún título universitario para ocupar dicho puesto, afirmando además que aspiraba a este cargo por el “profundo amor” que le tiene a México. Sin embargo, el jueves de la semana anterior renunció. No aguantó siquiera un año. Ahued no pudo cumplir con la instrucción presidencial de “limpiar de corrupción la Administración General de Aduanas”, a la que AMLO definió como “un monstruo de cien cabezas”. Un pésimo mensaje que el senador de MORENA manda a quienes lo ven con simpatía y candidatean para gobernar Veracruz en 2024, pues los índices de corrupción y de delincuencia en esta entidad de más de 8 millones de habitantes no son menores a los que encontró en esa área del SAT, donde trabajan solamente alrededor de 7 mil 175 servidores públicos repartidos en nueve administraciones centrales y las 49 aduanas del país. Pero ha trascendido también que su renuncia se debe además a las diferencias que habría tenido con Raquel Buenrostro, la poderosa jefa del SAT, su superiora. Este domingo, por ejemplo, el columnista Roberto Rock, de El Universal, aludía al caso del Fideicomiso FCLA, que desde 2004 administra cobros por servicios de particulares autorizados para usuarios de las aduanas, y que al cierre de 2019 sumaba más de 50 mil millones de pesos. Ese dinero, dice el periodista, estaba presupuestado por Ahued para dotar de tecnología de punta para evitar corrupción en las aduanas, pero fue congelado por órdenes de Palacio Nacional para destinarlos a la atención de la epidemia del coronavirus. Esos recursos los iba a manejar una gente de absoluta confianza de Ahued: Patricia Ortega Pardo, Administradora Central de Modernización Aduanera, pero Buenrostro, aprovechando una leve afección respiratoria “enfermó” a don Ricardo y mediante oficio lo mandó a descansar a su casa hasta que concluyera la cuarentena decretada por las autoridades sanitarias. Y en vez de proponer a la ex directora de Finanzas de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Xalapa como enlace provisional de la AGA con el SAT, le impuso a Martha Patricia Hernández Gutiérrez, Administradora Central de Apoyo Jurídico de Aduanas. Pero si Ahued aspira a gobernar Veracruz, también se va a enfrentar a este tipo de situaciones. Y si no que vea cómo la están pasando la mayoría de los gobernadores que piden más apoyo del gobierno federal para enfrentar el desastroso impacto sanitario y económico del Covid-19 en sus respectivas entidades.

POLÍTICA EN ROSA

Pérez Astorga

Por: Elsbeth Lenz .- Con el regreso al senado de don Ricardo Ahued, el empresario Ernesto Pérez Astorga se queda en el aire y muy probablemente, tendrá que volver a hacerse cargo de los negocios familiares, ya que en estos momentos con la pandemia encima, sería muy complicado pensar en hacerle un huequito, en el gobierno federal e incluso en el gobierno estatal. En la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario de Veracruz, Enrique Nachón García, ha hecho un papel muy digno como titular del organismo; siendo honestos la SEDECOP jamás ha tenido presupuesto medianamente decente, nunca tuvieron un centavo para que trabajar y las oficinas están que se caen, ¡Vaya!, ni para el mantenimiento han tenido en años; Nachón García por medio de sus relaciones, sentido común y visión, ha tenido aciertos y triunfos en su gestión, por tanto sería ilógico pensar en degradarlo, para dar paso a Pérez Astorga, quien por cierto en los escasos meses que estuvo al frente de la SEDECOP, se dio tiempo de regar el tepache de lo lindo. Les cuento queridos míos, durante la gestión de Pérez Astorga, el funcionario veracruzano contactó con la empresa ESZ Smart Solutions, una consultora con sede en la Ciudad de México, con fuertes lazos con el Movimiento Regeneración Nacional, a quienes encargó una serie de proyectos y
se estuvo reuniendo a menudo con los directivos de la empresa. A ESZ Smart Solutions le pidió entre otras cosas, el desarrollo de la Política de Mejora Regulatoria para el Estado de Veracruz, un par de semanas luego de la solicitud, ESZ Smart Solutions entregó una propuesta en mano a Pérez Astorga, en el hotel Punta Azul de Boca del Río, esto con la promesa de firma de contratos de asesorías y no se cuanta cosa más. La empresa entregó documentación al entonces titular de la SEDECOP, debido a la afinidad de ESZ Smart Solutions con el Movimiento Regeneración Nacional, con quienes habrían trabajado con anterioridad en una infinidad de proyectos. Luego de la última reunión en el hotel Punta Azul con Pérez Astorga, ASZ Smart Solutions nunca volvió a tener noticias del titular de la SEDECOP, hasta que tristemente se dieron cuenta que con base en el proyecto de Política de Mejora Regulatoria, que la empresa le había entregado a Pérez Astorga, el arbitrario funcionario plagió casi todo el proyecto, le hizo un piripituche y presentó una iniciativa, penosa situación la verdad. Lo más lamentable, es que los directivos de la empresa, tienen fuertes vínculos e intereses con personajes de muy alto nivel en el MORENA, así que del regreso a la administración pública de Pérez Astorga, mejor nos vamos olvidando, por lo menos en el futuro próximo. …

AVENIDA PRINCIPAL

1.- ¿Por qué Raquel Buenrostro quiso enfermar de coronavirus a Ricardo Ahued?

Fue durante la administración de Ricardo Ahued en Aduanas que se investigó a dos directores de aduanas, los de Tuxpan, Veracruz y Progreso, Yucatán, que se estaban enriqueciendo ilícitamente dejando pasar «cargamentos de carne de vaquita marina, totoaba y pepino de mar, especies marinas protegidas y que son comercializadas ilegalmente al contiene asiático». Pero también dejaban pasar sustancias ilegales como fentanilo y efedrina. A todo ello sume que estos administradores estaban permitiendo la evasión de miles de millones de pesos de impuestos de IEPS e IVA en embarcaciones de hidrocarburos; se calcula que algo así como mil 900 millones de pesos, tan sólo en la aduana de Tuxpan, Veracruz.
Todo esto es lo que investigó y denunció Ahued y se esperaba que Raquel Buenrostro, directora del Sistema de Administración Tributaria diera el golpe maestro y metiera a la cárcel a Abel Cárdenas Lara y Guillermo César Calderón administradores de las aduanas de Tuxpan, Veracruz y Progreso, Yucatán. Por cierto, Abel Cárdenas Lara tenía poco tiempo de ser oficialmente director de la aduana de Tuxpan, aunque estuvo trabajando para el anterior administrador de aduanas desde que éste llegará.
Oficialmente se emitió el siguiente boletín: «Estimados clientes: Sirva el presente para hacer de su conocimiento que, a partir del 16 de agosto del presente año, asumió oficialmente el cargo de Administrador de la Aduana de Tuxpan, el Lic. Abel Cárdenas Lara. Lo anterior, a fin de que todas las promociones que se dirijan a la Aduana, puedan enviarse formalmente a su nombre».
¿Quién puso este sujeto que se corrompió como director de la aduana de Tuxpan? Fue Ricardo Peralta, el anterior director de Aduanas, actual subsecretario de Gobernación, protegido de Olga Sánchez Cordero. Por cierto, ¿procedió Raquel Buenrostro en contra de los directores de aduanas señalados de corrupción? No. Mejor prefirió enfermar a Ricardo Ahued de coronavirus.

2.- ¡Maestro, prohibido morir!; Zenyazen, el de la SEV y MetLife se echan la pelota para pagar pólizas
Según se sabe, la Secretaría de Educación Pública (SEV) canceló contrato con MetLife desde el 31 de diciembre de 2019, a partir del primero de enero del 2020, la SEP contrató a GNP. Lo cierto es que, si alguien fallece o se jubila, en este momento MetLife ya no reconoce el pago y GNP exigirá la póliza, trámite que están deteniendo para evitar pagos. Existen casos de maestros que se jubilaron el primero de enero de este año y los traen dando vueltas. La SEV no habla claro, los envía a MetLife. Por otro lado, GNP dice que pagará hasta que México autorice, la misma SEV dice que la SEP debe dar la instrucción.
Esto se complica, ya que a los familiares de los fallecidos se les debe de pagar 55 meses de salario base y no se los pagarán por falta de póliza actual, ya que muchos maestros no han renovado su póliza ni han hecho el cambio de aseguradora. Sin embargo, varios maestros informan que si alguien va hacer su trámite de seguro institucional a la SEV, les dicen que hasta nueva orden, lo que ocasiona un desamparo institucional.
Este es otro problema que el secretario de Educación no ha podido resolver y, tenga por seguro que, si no se le da atención, crecerá como una verdadera bola de nieve. Por cierto, la Sección 32 del SNTE como que aprieta en el tema, pero luego se desentiende. En el caso de la Sección 56, su opaco dirigente nada más le hace al cuento. Así que, en estos momentos, los maestros tienen prohibido morirse.

CORAZONADA

Fiscalía: ¿y las pruebas?

Los indicios que trascienden a la acusación que hace la Fiscalía General del Estado en contra del periodista de Papantla, José “N”, son tan endebles que carecen de toda credibilidad; no se ve un indicio claro y contundente de que él hubiera estado tras la trama del asesinato de María Elena Ferral. Lo que se ve es una “investigación” fincada en circunstancias sin el menor valor probatorio de nada. En cambio, lo que sí brota ya, son las irregularidades que intentarían “armar” un proceso opaco contra una persona posiblemente ajena al hecho que le imputan y también se ven violaciones al debido proceso para “resolver” el crimen a toda costa, con indicios que no son creíbles para nadie. ¿Dónde están las asesinos materiales?.¿Dónde están las armas que determinan la autoría de sus propietarios?. ¿Quiénes son los testigos que prueban la intervención de José “N” en el crimen? . Queremos justicia para María Elena Ferral y aquí lo dijimos desde el mismo día que la asesinaron pero, se necesita justicia de verdad, justicia plena, justicia probada de manera indubitable. La Fiscalía tiene la palabra.