columna el embrujo

A unas horas de que se defina la candidatura de la alianza PAN-PRD en San Andrés Tuxtla, los precandidatos se están dando hasta con la cubeta en medios de comunicación, con opiniones sesgadas, medias verdades, medias tintas por todas partes y sobre todo en redes sociales.

Y es que Alberto Turrent Villegas, Rafael Fararoni Mortera y Armando Pérez Sánchez, sienten pasos en la azotea, pues aunque cada uno de ellos se ha proclamado “el seguro candidato”, en verdad no se la creen y es por ello que se ha visto tanto cochinero en los últimos días.

El Pollo Turrent, como se le conoce a Alberto Turrent, trata de afianzarse con las bases de su partido el PAN, donde para amarrarse organizó una pobre marcha en la ciudad de Xalapa, según él una manifestación, exigiendo que no se tome en cuenta a un “chapulín” como Rafael Fararoni Mortera, pues es un ex duartista que cobijado por el PRD en la región busca la candidatura de la alianza y aseguró que “las bases” de su partido (según él) no darían su voto a Fararoni.

Desde el cuartel general de Fallo no tardaron en responder y diversos perfiles falsos del Facebook y algunas “conciencias compradas”, rápidamente refutaron tachando a Beto Turrent de desesperado y “ridículo”, por hacer su dizque marcha y dizque protesta en Xalapa, donde lejos de incomodar lo que dio más bien fue risa, del mismo modo algunos miembros distinguidos del panismo local, como es el caso de un regidor de San Andrés, salieron en defensa de Fararoni asegurando que los “panistas de cepa”, de sepa Dios de donde salieron, si van a dar su voto a fallo.

Finalmente Armando Pérez “El Bala”, como se le conoce en San Andrés, ha sido blanco de críticas dado que vaya usted a saber quiénes, aseguran que buscará ser impuesto por la familia Yunes, cosa que no sabemos si sea del todo cierta, pero es verdad que “El bala” siempre ha sido ligado con la familia Yunes y ha presumido amistad con ellos, como cuando se llevó a cabo el registro de Fernando Yunes en Veracruz, donde con una foto en el Facebook le agradecía el haberlo invitado a este evento; por ello han criticado tanto al bala, ya que hasta el momento su único plus para poder obtener la candidatura es su cercanía con la familia gobernante, de ahí en fuera, “naranjas”.

Pues esta es la interesante novela política que se desarrolla en San Andrés, donde hay tres suspirantes, uno solo será el ungido ¿Quién será el bueno?, ¿Será fallo, será el pollo, será la bala?, ¿Será Melón, será Sandia, será la vieja del otro día?, ¿Quién dará más por la candidatura? (nos referimos a posibilidades de triunfo no a dinero), acompáñenos a ver el desenlace el próximo 26 de marzo.