“Bienaventurados los que lloran porque ellos recibirán consolación”

FRACTAL

POR: FERNANDO F. CANCELA.- Si Usted mi apreciado lector (a), se siente frustrado, preocupado, triste, cargado, o enojado porque quizás se quedó sin trabajo y no cuenta con los recursos para seguir adelante.

Siente que ha caído en la bancarrota, que está pasando por un valle de sombras o de vacas flacas; tiene miedo porque no sabe que es lo que sucederá, o simplemente existe un vació en su alma por la situación que estamos viviendo en todo el mundo con relación al Covid-19, no se detenga, llore y desahóguese como si fuera un niño.

Si le echa la culpa a Dios por lo que pasa y se siente resentido contra Él por la zozobra que está viviendo o por el aislamiento en casa, llore pero también hable con Él, dígale lo que le sucede y no lo guarde, sino todo lo contrario, saque todo ese dolor que le aqueja.

Jesús previno a sus discípulos en el libro de Hechos capítulo 14 y versículo 22 de la Biblia, que pasarían por tribulaciones y sus palabras a pesar de los años todavía surten efecto entre la humanidad.

También dijo en el famoso “Sermón del Monte” o “Sermón de la Montaña” algo que es muy importante en tiempos adversos y que se encuentra escrito en el libro de Mateo capítulo 5 y versículo 4 que dice así. “Bienaventurados los que lloran porque ellos recibirán consolación”.

Debemos mi apreciado lector (a), creer ciegamente en estas palabras de Jesús que son a su vez, una importante promesa, es decir que Él, no nos dejará solos. Por otra parte, si lloramos, seremos Bienaventurados, pero lo mejor es que sin duda, créalo, recibiremos consolación.

*** Si el SIDA y el A-H1N1 fueron pandemias superadas, el Covid-19 en el nombre de Dios, también lo será.- Por otra parte, recuerdo que a principios de los 80,s el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), era una zozobra y preocupación latente entre la población.

Tras el aislamiento del virus para su estudio, se plantearon varias hipótesis sobre cuál podría ser su origen. Las investigaciones científicas realizadas ubican su inicio en África Ecuatorial.

De hecho, se trató de una mutación del virus de inmunodeficiencia simia (VIS) que de alguna manera pasó a los humanos en algún momento del siglo XX. Sin embargo, los primeros registros de la enfermedad corresponden a 1981.

En 1984, un estudio de la Revista Estadounidense de Medicina, identificó a Gaëtan Dugas (asistente de vuelo de Air Canada) como el “paciente cero”, es decir, como la persona que trajo el virus de África Ecuatorial a Occidente, donde se difundió rápidamente entre la comunidad homosexual. De hecho, existían muchas dudas con relación a las formas de trasmisión del virus.

El caso del extraordinario clavadista californiano Greg Louganis fue sin duda un parteaguas. El 19 de Septiembre de 1988 en los Juegos Olímpicos de Seúl, Louganis tuvo un mal cálculo en la ejecución de un clavado en el trampolín de 3 metros y pegó con su cabeza en el mismo trompolín cayendo descalabrado en la fosa de clavados.

El caso es que en 1994, Louganis anunció ser gay y portador de VIH. La noticia causó controversia porque obviamente se recordó con lujo de detalle el golpe que le provocó el trampolín en su cabeza pero sobre todo, la pérdida de sangre en la fosa de clavados en los Juegos Olímpicos de Seúl 88. Ahora se sabe que el accidente de Louganis, no fue motivo de infección a los demás clavadistas que participaron en dichos juegos.

Por el momento, se sabe que el virus está más o menos controlado, que no solamente se encuentra en la sangre, sino en todo el cuerpo, particularmente en los ganglios linfáticos, el cerebro y las secreciones genitales.

Que el virus necesita una célula de defensa, glóbulo blanco o leucocito para vivir y que al salir de la célula el virus sucumbe inmediatamente; que solo se trasmite por contacto sexual, por transfusión sanguínea, por vía placentaria de la madre al producto y sobre todo que no es una enfermedad propia de los homosexuales.

Así mismo, en 1909, por estas fechas más o menos, nos encontramos ante una nueva psicosis mundial que la Organización Mundial de la Salud, llamó Influenza Porcina, Gripe o Fiebre Porcina y que los cerdos eran los causantes directos de la enfermedad.

Debido a la Influenza Porcina, se formularon de manera urgente medidas extremas en los sistemas de salud de todo el orbe y México no fue la excepción, de hecho también se sugirió la limpieza escrupulosa de manos y evitar el saludo de mano y de beso.

Se suspendieron los juegos en los estadios, los aglutinamientos de personas en lugares públicos, cines, restaurantes, supermercados, iglesias y eventos masivos, al extremo de que también se usó el cubrebocas, y guantes de latex en algunos casos.

En esos tiempos me tocó observar fotografías que difundieron algunos medios de comunicación donde en el metro de la Ciudad de México, ciudadanos portaban cubrebocas sobre máscaras, algunos portaban mascarillas antigases, para oxigeno e incluso, máscaras que los herreros, hojalateros y buzos profesionales industriales, utilizan para soldar metales.

El caso es que el 30 de Abril del 2009, la OMS decidió denominar la enfermedad como gripe A-H1N1. Además dieron a conocer que el origen de la infección es una variante de la cepa H1N1, con material genético proveniente de una cepa aviaria, 2 cepas porcinas y una humana que sufrió una mutación y dio un salto entre especies (heterocontagio) de los cerdos a los humanos y que el contagio es de persona a persona.

Hoy día a pesar de haberse considerado una pandemia, no causó los estragos que los medios de comunicación de todo el mundo denominaron como de “alerta máxima”. De hecho, la psicosis por la Influenza Porcina, pasó a segundo plano, incluso casi ha quedado en el olvido.

Dicha situación hace reflexionar que si el SIDA como el A-H1N1 que fueron epidemias a las que la humanidad ha podido resistir y sobrevivir siendo enfermedades virales que se encuentran latentes pero que si tomamos las precauciones y medidas necesarias para evitar su contagio se han podido superar; el Covid-19 en el nombre de Dios, también será superado.

Solo hay que seguir al pie de la letra con las indicaciones del sector salud a pesar de que el Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom declaró este Lunes 27 de Abril que la pandemia de Covid-19 está “lejos de haber terminado”.

Pero hay que tener muy en cuenta mi apreciado lector (a), que nosotros estamos en un país que se llama México, que tiene dígase lo que se diga, un Presidente de la República estatega y también, una gran fuerza por vivir hoy y siempre.

*** Excelente iniciativa del Maestro Gerardo Toriz García.- El Maestro Gerardo Toriz García, Supervisor Escolar de la Zona 05 de Educación Especial, lanzó a través de Facebook, una excelente iniciativa con relación al COVID-19 que dice así:

“Hola soy Gerardo Toriz García y estamos a tan solo unos minutos de hacerlo realidad”.

“A las 8 de la noche de este Domingo 26 de Abril del presente año, te invito con la esperanza de que aceptes la invitación este Domingo y todos los siguientes al margen de la cuarentena por el Covid-19 para que salgamos a las puertas, balcones o ventanas y brindemos un minuto de aplausos a “todo el personal de salud” que en estos momentos tan críticos para todos los mexicanos, están atendiendo en los hospitales a los enfermos de Covid-19”.

“Hacemos extensivo el aplauso también para todos aquellos que tienen que salir a trabajar en los supermercados, tiendas, etcétera. El plauso sería cómo una muestra de reconocimiento y apoyo. Eso es lo mínimo que podemos hacer por ellos. Demuestra tu solidaridad como buen mexicano y sin timidez hazlo con todo el entusiasmo que puedas. Pásalo y hazlo realidad”.

“Vamos México”.

“México, México, México”.

“#QuedateEnCasa”

*** Riquísima arrachera con longaniza en “Asadero Casa de Campo”.- No se quede con las ganas mi apreciado lector (a), “Asadero Casa de Campo” lo invita a que los visite.

En ese lugar venden todos los días de la semana por las mañanas unas riquísimas carnitas estilo Michoacán de las 9:00 a las 16:00 horas, mientras que de las 16:00 y hasta las 24:00 horas una riquísima arrachera combinada con longaniza.

“Asadero Casa de Campo” se encuentra localizado en la esquina que forman la Av. Venustiano Carranza y la calle Roble de la colonia Francisco I. Madero de Xalapa.

Deléitese con esas delicias de “Asadero Casa de Campo”, ahora que si por la cuarentena no puede salir, haga su pedido al número telefónico celular: 2294 46 48 05. Lugar en el que sin duda, estarán a sus órdenes.

Correo Electrónico: [email protected]

Facebook: Fernando Fabricio Cancela Márquez