Advierten que barcos extranjeros pescan ilegalmente en áreas marinas protegidas de México

Una investigación de la Organización Oceana revela que embarcaciones pesqueras con banderas extranjeras violan el espacio marino mexicano y pescan ilegalmente en la Reserva de la Biósfera ‘El Vizcaíno’, el Baja California Sur.

Dichas embarcaciones capturan de forma masiva peces y otras especies, alterando así el balance de la zona, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1993.

La organización Oceana lleva un registro anual de las actividades sospechosas que ponen en peligro estas áreas marina, y halló que, entre enero del 2015 y octubre del año en curso, 43 embarcaciones con bandera de Estados Unidos, China, Canadá, Venezuela y las Islas Vírgenes Británicas faenaron en el 46 por ciento de zonas protegidas en México.

La investigación indica que en el caso de la Reserva de la Biósfera ‘El Vizcaíno’, encontraron que embarcaciones de más de 28 metros de longitud irrumpieron en ese hábitat para pescar con el método de “cerco” y la llamada “pesca en línea”.

La pesca en método de “cerco” consiste en rodear un amplio espacio con las redes donde acaban atrapadas varias especies de peces y otros animales.

Oceana advierte, en un informe que será presentado a las autoridades mexicanas, que “las posibles actividades de pesca llevadas a cabo por dichas embarcaciones probablemente infrinjan las reglas establecidas en el plan de manejo, que establece que las actividades pesqueras únicamente pueden llevarse a cabo por residentes de la zona”.

Cabe señalar que la Reserva de la Biósfera ‘El Vizcaíno’, además de albergar el espectáculo de la ballena gris, también es hogar de 18 especies de tiburones (el tiburón inflado, leopardo y ángel), 14 especies de mantarraya (la raya eléctrica gigante, guitarra trompa blanca, raya látigo, raya de espina), y el león marino de California.

Destacan que no es que haya una prohibición para la pesca en esa región, sino que se requieren de permisos, emitidos por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y que se respeten los programas ambientales, que establecen que la pesca en la reserva solo permite embarcaciones y equipos registrados por los residentes.

Por este motivo, Oceana alerta de la intromisión de las embarcaciones canadienses y estadounidenses en estas costas protegidas.