Perfilando

Pepe en las encuestas

* Anilú, la carta fuerte

Por Iván Calderón

  Aun y con todo en contra, la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional no puede darse el lujo de imponer a un candidato al gobierno de Veracruz para la elección del 2018.

  La neta.

  El próximo abanderado priista, ya sean los Yunes rojos, Juan Manuel Diez o cualquier agregado, debe de salir de un proceso transparente que les evite el riesgo de resultar divididos, tal y como se encuentran en la actualidad, ya que en honor a la verdad la militancia de a pie, aún no sabe para dónde van a jalar y eso que estamos en los tiempos definitorios.

  De esta manera, para el sector tricolor el método “menos costoso” para sortear los conflictos internos sería innegablemente la encuesta, ya que este partido necesita de un candidato competitivo y con altas preferencias sociales para disputar la gubernatura contra un MORENA que traerá el efecto de Andrés Manuel López Obrador, pero sobre todo, contra un Miguel Ángel Yunes Márquez quien es el seguro candidato del “Frente Ciudadano” integrado hasta el momento por MC, PAN y PRD.

  Según una encuesta interna realizada por el propio Comité Ejecutivo Nacional del PRI, es el senador José Francisco Yunes Zorrilla el mejor posicionado para la candidatura a la Gubernatura del Estado.

  Le explico.

  A través de un sondeo realizado entre militantes y simpatizantes, Pepe cuenta con el 24.47% de las preferencias, seguido de Héctor Yunes con un 21.32%, Juan Manuel Diez Francos con un 10.75% y Miguel Alemán Magnani con un 5.38% y los que no saben superan los 34 puntos porcentuales.

  Con lo anterior, para empezar los Yunes rojos ya deben de ponerse de acuerdo y no esperarse hasta diciembre. Y de inclinarse por estos números, el PRI aun tendría el tiempo indicado para ir apuntalando a Pepe Yunes como su candidato el próximo año, contando con la autoridad de sumar y acordar con todos los actores afines a este proyecto que cuenten con capital político electoral en toda la entidad.

  Se tiene que decir, los priistas veracruzanos viven momentos cruciales y urge un fuerte golpe en la mesa, ya que mientras pierden el tiempo en busca de no lesionar los intereses internos, son los morenistas, así como los panistas y perredistas quienes ya recorren Veracruz. Y vaya que los colorados están pecando de alertados.

  En fin, si las encuestas internas dicen que es Pepe, pues Pepe tendrá que ser.

POR CIERTO, ya que hablamos de elecciones y de priistas, si de algo se puede presumir nuestro país, es del avance en paridad de género ha tenido en los últimos años, gracias a la reforma impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto.

  Esto ha obligado a los partidos políticos, a dar el mismo número de candidaturas a mujeres pues, durante décadas prevaleció que los hombres eran los que “mayoriteaban”, aun y cuando había muchas militantes con más trabajo y capacidad.

  Pero al menos en Veracruz las cosas han cambiado y un ejemplo muy cercano y fresco, lo tenemos con Anilú Ingram Vallines, quien ya se perfila como la más viable candidata del Partido Revolucionario Institucional al Senado de la República.

  Anilú, no solo tiene la camiseta bien puesta, sino un gran trabajo social que la respalda, por lo que su viable nominación no obedece únicamente a un tema de género sino, porque de acuerdo a las mediciones, es la mejor posicionada de las y los priistas para contender.

  Es más, junto con ella, se espera también un importante número de mujeres priistas que sean postuladas a las diputaciones federales y locales, ya que de acuerdo con diversos estudios, el PRI es el partido que más espacio ha dado a sus militantes.

  Sin duda alguna Anilú es la carta fuerte del Revolucionario Institucional al Senado, posición ganada a base de simpatías, así como de mucho trabajo, algo que no se había suscitado en procesos pasados.

  Ya veremos si este proyecto se consolida o no. Lo más seguro es que así será.

You May Also Like