Exitosos rituales del primer viernes de marzo en Los Tuxtlas

*Catemaco, Santiago y San Andrés continúan siendo la meca de la hechicería.

Ricardo Bravo Martínez

Catemaco Ver.- Con éxito concluyeron las festividades del llamado primer viernes de marzo en la región de Los Tuxtlas, donde en los municipios neurálgicos de la misma como Catemaco, Santiago y San Andrés Tuxtla sostienen un gran fervor por la hechicería, la magia y el misticismo, tomando en cuenta que además estas prácticas y creencias se han expandido a diversas partes del Estado y el país, donde también llevan a cabo estos festejos.

Diversos son los puntos de la región en donde chamanes y hechiceros de talla nacional e internacional acudieron para llevar a cabo sus rituales, ya sean de magia oscura o blanca y dedicándolas a deidades que van desde lo religioso hasta lo satánico, aunque muchos prefieren no llamarlo así.

En el municipio de Catemaco, la meca de la hechicería en la zona y el país, “brujos” de diversas partes acudieron a los festejos que se realizaron en lugares como “La punta” a la orilla del lago de Catemaco, el cerro del mono blanco, el cerro puntiagudo, el santuario del brujo Enrique Marthen “El ahijado”, el santuario del señor Reyes Álvarez Montes, así como del propio Gonzalo Aguirre jr. Hijo del finado Gonzalo Aguirre, quien instituyera el llamado “congreso de los brujos”, allá por los años ochentas.

En el municipio de San Andrés Tuxtla se vive la meca de los llamado rituales de magia oscura, para muchos satánicos en la mundialmente famosa “Cueva del diablo”, que se encuentra a orillas de la laguna encantada, donde desde el jueves primero por la noche, hechiceros de diversas partes del país y del mundo acudieron para realizar “pactos” y renovación de votos ante las deidades del inframundo.

Sacrificando corderos, gatos, gallos y gallinas negras, derraman su sangre alrededor de una hoguera en medio de pentagramas, bailan y festejan invocando los nombres de seres del más allá como belial, lucifer, satanás, la santa muerte y muchos otros nombres; de igual forma en este punto se dan cita visitantes de diversas “Sectas” y “religiones” dedicadas al ocultismo, lo que inicia en un sendero rocoso y peligroso a la luz de la luna a media noche, concluye en las primeras horas del viernes dos de marzo en una verdadera verbena popular con más de 200 invitados.

En el municipio de Santiago Tuxtla se da una convergencia similar en diversos puntos, desde el parque central de la cabecera municipal en donde se encuentra la cabeza colosal olmeca más gran encontrada hasta ahora, así como a unos metros el museo regional que alberga importantes monolitos gigantescos además de las ya conocidas cabezas, también el llamado “negro” que se cree fue una mesa ritual para sacrificios y muchos otros vestigios de la cultura madre.

Otro punto importante es “Loma Camila” en la localidad de Tres Zapotes, donde también hay un museo de sitio con importantes esculturas Olmecas, en dicho punto que es un montículo de tierra, realizado de manera artificial, se cree que de las primeras “pirámides” hasta donde los primeros habitantes del lugar acudían a adorar a sus deidades, también acuden en la actualidad un sinnúmero de chamanes y curanderos para purificarse, obtener más poder y mejorar sus vibras.

Otro punto importante en Santiago Tuxtla es el lugar conocido como “Totocapan” que alberga lo que pareciera una “Ciudad de montículos” conformada por un gran número de cerros artificiales, unos puntiagudos y otros alargados, grandes y pequeños, amplios y angostos, unos en grupo y otros solitarios, es precisamente en el cerro más alto donde convergen los chamanes para renovar sus energías y renovar sus pactos con la magia blanca.

El primer viernes de marzo según los propios curanderos es el día más mágico de todo el año, puesto que coincide con el equinoccio de primavera que marcaba el inicio del año nuevo Olmeca, que más adelante fue instituido por el hechicero Gonzalo Aguirre para convocar a la llamada “convención de brujos”, evento que por más de 30 años ha sido el foco de atención para propios y extraños.

Este año tanto el jueves primero como el viernes dos de marzo, marcaron un evento especial para los hechiceros que se congregaron a realizar sus eventos blancos o negros, puesto que se vivió una espectacular luna llena, enorme y completamente roja ambos días, cosa que dio un ambiente de mayor magia y misticismo a estos eventos donde quiera que se realizaran, ya sea en la región o en otras parte del Estado y el país, ya que es sabido que en diversas partes, sobre todo del centro y sur, también llevan a cabo misas negras y rituales blancos aprovechando esta fecha.

En la región de Los Tuxtlas existen importantísimos exponentes de la hechicería, como Reyes Álvarez Montes, Martín Villegas, Enrique Marthen Berdón, Gonzalo Aguirre hijo, Félix Oseguera entre otros, además de distinguidos hechiceros que vistan la región como Mareli del Mar, Jairo Herrera de la ciudad de México, quien es más conocido como Jaguar nocturno, así como el señor Teódulo Rocha conocido como “Mitraluz” del municipio de El Higo Veracruz, todos ellos atraídos a la zona para vivir las experiencias del primer viernes de marzo.

You May Also Like